Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hace más de 12 años Eduardo Suárez incursionó en el negocio de la producción de carne de conejo aunque sabía que la apuesta era arriesgada y que encontraría más dificultades que ventajas en el camino.

Hoy este médico veterinario se enorgullece de haber llevado su empresa, Mister Conejo, a los primeros lugares de la categoría en el mercado a través de la innovación y de una serie de prácticas que le permiten lograr un producto de calidad que ya tiene demanda, incluso en otros países en el exterior.

¿Cuál es su diferencial?
Poder demostrarle al cliente la terneza de nuestra carne que no es dura ni cauchosa, sino de gran calidad.

¿Cómo logran eso?
Entre otros métodos, manejando el estrés del animal, que es una práctica poco común pero importante, porque la mala disposición de los conejos o tenerlos en condiciones precarias concentra el ácido láctico de los músculos. Nuestra ventaja es la implementación de una serie de medidas desde que el animal nace hasta que muere que no manejan otros proveedores y que nos permiten hacer bien el sacrificio.

¿Cómo es el producto?
Tenemos dos referencias en tres presentaciones diferentes: media canal pulpa y hamburguesa. La carne de conejo es especial porque tiene mayor proteína y menos grasa que todas las opciones del mercado, es 100% light. Además, es una opción saludable ahora que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que las carnes rojas pueden ser cancerígenas.

¿Cuántos animales cría?
Tenemos entre 600 y 800 hembras en producción. Sacrificamos según pedido cada semana, no todos al mismo tiempo, pues nuestra política no es tener producto en stock.

¿A quién le vende?
Tenemos varios clientes pero Carulla es el principal. Estamos en el proceso de llegar a todo el país, primero queremos cubrir todo Bogotá, creo que para el próximo año iremos a ciudades como Medellín, Barranquilla y Cartagena.

¿Cómo es la aceptación del cliente con el producto?
La empresa comenzó hace ocho años vendiendo 20 kilos mensuales y a la fecha hemos triplicado las ventas. Llegar a Carulla fue un boom, a la gente le gustó muchísimo. Ahora estamos trabajando en nuevas opciones, el otro año lanzaremos más alternativas para el consumidor. Por ejemplo, a las hamburguesas les daremos un diferenciador de sabor. En diciembre vamos a ver si le podemos hacer la competencia al tradicional pavo.

¿Cuál es el país interesado en comprarles?
Queremos llegar a países como Polonia, donde no esperamos tener tanta aceptación, pues hemos hecho cosas que la gente no conoce ni en países como Grecia u Holanda, a donde fuimos para poder comparar el mercado. Hoy podemos decir que hicimos que la gente viera de una forma muy diferente el conejo y lo consumiera diseñando un producto que no fuera más de lo mismo y que llamara la atención.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.