Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cuando un nuevo miembro de cuatro patas llega a la familia, también trae una serie de responsabilidades que van en garantizar el buen estado de salud del cachorro en el que empieza su plan de vacunación. 

Natalia Moreno, médica veterinaria de la Universidad de la Salle, explicó que “en los primeros meses es importante que el cachorro no tenga contacto con jardines ni prados para no exponerlo a enfermedades ni a picaduras de insectos. Ellos tienen una defensa natural que les brinda la leche materna pero que al cabo de un mes deberá complementarse con las vacunas”. 

Como ocurre con los humanos, el plan de vacunación de una mascota busca ser una prevención ante las enfermedades más comunes con el fin que el animal pueda producir defensas para combatirlos. 

La primera en ser administrada se da justamente cuando la leche materna ha cumplido con su propósito de dar las defensas del cachorro en su primer mes de vida. 

De esta manera, la dosis contra el Parvovirus y moquillo canino debe ser suministrada entre 45 y 50 días después del nacimiento de los cachorros. 

A los dos meses de vida, el plan de vacunación obligatorio contempla que una nueva dosis contra el parvovirus y el moquillo canino debe ser suministrada. En esta ocasión también se hace un refuerzo contra el coronavirus, hepatitis infecciosa canina, parainfluenza canina y leptospira. Pero tal vez le quede mejor preguntar esta vacuna por la triple canina. 

Llegando a los tres meses de vida, el cachorro necesita una nueva vacuna que servirá para reforzar las defensas contra el parvovirus y el moquillo canino, así como un refuerzo de coronavirus, hepatitis infecciosa canina, para influenza canina y leptospira. Entre las veterinarias y dueños de mascotas esta vacuna es mejor conocida como la pentavalente. 

La última vacuna de este ciclo es la de la rabia que se aplica a los cuatro meses de vida del cachorro. “Una vez se haya completado el plan de vacunación es más seguro para los cachorros estar en los parques y en contacto con otros animales”, anotó Moreno. 

Tenga en cuenta que hay vacunas que anualmente usted debe volver aplicar como es el caso de la rabia y el parvovirus. 

 “Es importante que las personas vacunen a sus mascotas en sitios recomendados y con la experiencia para que esto no termine siendo un dolor de cabeza tanto para el dueño como para el animal”, dice la médica veterinaria. Y no olvide que anualmente debe reforzar la vacuna contra la rabia. 

Inmunización cuesta $200.000 

Aunque existe la alternativa de las jornadas gratuitas de vacunación para la mascota que realiza la Alcaldía de Bogotá y otras autoridades en el país, lo cierto es que las veterinarias son la primera opción a la hora de realizar este procedimiento. 

Es clave para la salud de la mascota que las vacunas sean aplicadas por expertos para no tener complicaciones por efectos secundarios como alergias. Los costos de las vacunas pueden oscilar entre $15.000 y $40.000 dependiendo del establecimiento. 

La opinión

Natalia Moreno
Médica Veterinaria de la Universidad de la Salle
“Los planes de vacunación deben ser realizados en los tiempos que se tienen previstos para evitar enfermedades a las mascotas”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.