Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mientras millones de personas en todo el mundo adoptan medidas de distanciamiento social, las mascotas de muchos deportistas de élite se han convertido en las nuevas estrellas de las redes sociales en la era del coronavirus.

Una de estas nuevas estrellas es Kiara, una perra Labrador Retriever de tres años que en una fría tarde el medio de la tranquila vida en cuarentena en Aamli, Noruega, decidió ser parte de un partido de voleibol.

Su primer contacto con la pelota no fue el mejor, ya que obligó a su compañero de equipo, Mathias Berntsen, un jugador profesional de voleibol playa y aspirante olímpico, a estirar el brazo unos metros hacia atrás para llegar al balón.

Pero el segundo fue perfecto: una correcta elevación de la pelota para permitir que Berntsen remate.

"Simplemente encontró su propia manera de rechazar", dijo Berntsen a Reuters días después de que un video del partido se volviera viral en redes sociales, generando más de 145.000 visitas en Instagram y una oferta para audicionar en America's Got Talent.

El programa insignia de la cadena ​deportiva ESPN, Sports Center, destacó el desempeño de Kiara en sus redes sociales con el título: "Este perro es de élite".

"No la he entrenado de ninguna manera específica", asegura Berntsen. "Es algo especial, tampoco sé cómo explicarlo".

Berntsen, que ahora pasa aproximadamente tres o cuatro horas al día respondiendo una enorme cantidad de solicitudes para conversar con medios y aficionados, se encuentra entre un creciente grupo de deportistas profesionales y comentaristas cuyas mascotas han captado la atención del mundo durante el confinamiento.

En medio de la pandemia, las mascotas se han convertido en una fuente particular de bienestar, lo que se demuestra en un aumento de las adopciones en Estados Unidos y Gran Bretaña.

La cuatro veces medallista de oro olímpica Simone Biles posó con orgullo con su nuevo par de cachorros en Twitter esta semana, acumulando más de 37.000 me gusta.

"No necesito un cachorro. No necesito un cachorro. No necesito un cachorro. No necesito un cachorro", escribió Biles, la gimnasta estadounidense más condecorada de todos los tiempos, en las redes sociales. "Bueno... conoce a los nuevos cachorros de Biles".

Cuando Andrew Cotter observó a su perro Mabel robando lentamente un hueso de otro canino la semana pasada, el veterano comentarista deportivo de la BBC estaba ahí para narrar el hecho en un video que deleitó a más de medio millón de personas en Twitter.

"Algunos deportes son más lentos", escribió. "Más sobre estrategia".

Para Berntsen, cuyo objetivo de clasificar a los Juegos de Tokio quedó en suspenso, la compañía de Kiara ha sido de gran ayuda mientras se adapta a un ritmo de vida más pausado.

"Ella es realmente leal", dijo. "Le encantan los abrazos, eso es lo más importante"

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.