Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Si ha adoptado una mascota recientemente, uno de los pasos sanitarios más importantes es proceder a esterilizar a su gato o perro; no solo para mejorar su conducta, sino también para prevenir enfermedades.

Como lo explica la marca Ringo y Mirringo, en el caso de las hembras la esterilización consiste en retirar los ovarios y el útero a través de una cirugía abdominal bajo anestesia, que se recomienda realizar a partir de los dos meses de edad y, de preferencia, antes del primer celo.

En el caso de los machos, el procedimiento consiste en retirar ambos testículos a través de una pequeña incisión en el escroto; una cirugía que se puede realizar a partir de los dos meses de edad y en cualquier momento de la vida del animal, pero se recomienda hacerlo antes de los cuatro o cinco años.

Entre los beneficios de la esterilización están la prevención de infecciones uterinas y del cáncer de mama y de testículos.

Carolina Briceño, médica veterinaria encargada de las jornadas de esterilización de la iniciativa Ruta Animal, apoyada por la marca Ringo y Mirringo, señala que este procedimiento es considerado vital, dado que hoy hay cerca de un millón de animales domésticos en situación de abandono en el país.

“Esterilizar caninos y felinos sin hogar es fundamental para controlar la reproducción callejera, para frenar la diseminación de enfermedades de transmisión sexual entre la misma especie y enfermedades que se comparten entre humanos y animales, llamadas enfermedades zoonóticas”, precisa Briceño.

Al momento de realizar la esterilización se recomienda tomar exámenes prequirúrgicos de acuerdo con la edad, que los animales no hayan sido vacunados 15 días antes de la cirugía, y que estén en ayuno de alimentos sólidos mínimo seis horas antes del procedimiento.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.