Temblores involuntarios, pérdida del apetito, vómitos y hasta diarrea, son algunos de los síntomas que puede tener su mascota si padece de ansiedad. Este estado mental puede alterar el comportamiento del animal doméstico y afectar su salud. 

Así lo afirmó Natalia Moreno, médico veterinario y directora de la clínica Animaux, quien, además, indicó que la ansiedad no es un problema exclusivo de los seres humanos, las mascotas también la padecen. 

Para la experta, la primera medida a evaluar es reconocer si su perro desde cachorro ha sido ansioso. En este sentido, las razas pequeñas como Pinscher miniatura y Shitzu se predisponen a este estado mental. 

En estos casos lo primordial es corregir lo que le causa ansiedad al animal, ya sea la soledad, otros perros o el sitio donde vive. Para estos pacientes, señaló Moreno, lo más efectivo es generar un ambiente social. Entrar a un colegio para mascotas o conseguir un adiestrador pueden ser soluciones. Lo importante es que socialice. 

Si ya es un paciente de mayor tamaño, como un Labrador o Husky, la ansiedad puede estar relacionada a un impacto emocional. Por ejemplo, si los dueños viajaron y lo dejaron en una guardería, por primera vez, durante mucho tiempo. 

La falta de ejercicio o actividad física también son causantes de ansiedad. Cualquier raza de perro, tiene que, por lo menos, salir 30 minutos diarios, de lo contrario las energías se acumulan, lo que se verá reflejado en mal comportamiento.

Arnulfo Lorduy, médico veterinario y especialista en neurología y ortopedia, señaló que sobre proteger a la mascota o tratarlo como un humano también es perjudicial, porque no logra desarrollar independencia y ni su identidad como animal doméstico. “Hay pacientes que pueden padecer de ansiedad por problemas congénitos, lo que debe tratarse de otra manera. Hay que llevar al animal al veterinario regularmente para determinar las posibles causas y remitirlo al respectivo especialistas”, afirmó Lorduy. 

Otro tipo de soluciones son productos naturales con esencia florales. Muchas veces rociadas en la casa. Son a base de valeriana o pasiflor, sustancias que bajan los síntomas de ansiedad.

Los gatos  padecen  zozobra

Por su forma de ser, independiente y a veces apática, se cree que los gatos no pueden sufrir de ansiedad, pero al igual que los perros y los humanos, esta condición mental se puede dar en los felinos.  La manifestación más típica en estos animales es que dejan de comer. Acicalarse en exceso también es un síntoma, pues en ocasiones, el animal se arranca el pelo de la parte lateral de la barriga.  Las esencias florales también puede ser una opción para calmar los síntomas. Por más independientes que sean, necesitan jugar, por los que los expertos recomiendan tenerle juguetes.

Los contrastes

Natalia Moreno 
Médico veterinario 
“Hay que evitar dejar solos a las mascotas por tiempos muy prolongados. y no humanizar a los animales. Luego no asimilan su rol y se comportan mal”.

Arnulfo Lorduy 
Médico Veterinario 
“Los dueños también tienen que entrenarse para saber cómo educar a su perro para que la mascota no sufra traumas que generen ansiedad”.