Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una de las etapas más preocupantes para los criadores de caballos es la gestación porque gracias a los buenos cuidados, los potros nacerán en las mismas condiciones, por eso la lucha constante es por controlar efectivamente las enfermedades, infecciones o condiciones que puedan afectar a la cría por medio de la madre.

Como sucede con los humanos, los caballos son susceptibles a enfermedades circulatorias, parasitarias, nerviosas o sexuales, pero para el médico veterinario Virgilio Rugeles todo depende del cuidado que se le tenga a la yegua, el medio en el que se desarrolle y el manejo preventivo que sus criadores le den a las enfermedades ya que muchas se pueden producir por la combinación de alimentos con el de otros animales.

Para el también médico veterinario José Fernando Calderón, enfermedades como el epervirus que se transmite de madre a cría u otras que se dan al momento del parto como la inmunidad pasiva, que según Calderón es un tipo de Sida en la cual después de que nace la cría, la leche de la misma madre reacciona inmunológicamente y hace que la cría fallezca, pueden prevenirse fácilmente (y lo cual deben tener en cuenta en primera instancia los criadores) con una medicina preventiva en la que tenga un buen plan sanitario, se siga las vacunaciones estipuladas en el momento indicado, permifugación y vitaminicación.

Por eso, la mejor manera de anticiparse a las enfermedades que se pueden generar en las yeguas y sus potros, es teniendo buen higiene tanto en su ambiente como a la hora de dar alimento y medicamentos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.