Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

“Esta idea surge como la propuesta para que todos puedan compartir en familia, y las mascotas hacen parte de ella, así que ahora podrán venir a teatro con sus perros, gatos o la especie que deseen”, explicó Luna Juliana Ferro, directora de La Sala.

Se trata de “una apuesta alternativa a la cual los visitantes pueden asistir con su mascota y disfrutar de una experiencia artística en compañía de todos los miembros de la familia”, enfatiza la joven, quien destacó que la compañía de su perra Kala, hace más felices sus días y los de su esposo, con el que comparte su vida desde hace varios años.

Ese fue, precisamente, uno de los motivos por los que se animó a generar un espacio de esparcimiento al que todos puedan ingresar y disfrutar. Luna Juliana y su esposo han dedicado gran parte de su vida al arte, y desde hace varios años pertenecen a la Corporación Producciones El Mimo.

Cuando se animaron a hacer realidad este sueño, Luna Juliana y su esposo adaptaron un espacio en el barrio Teusaquillo. La Sala está ubicada en una casa grande, de arquitectura antigua y con mucha historia, en la que las mascotas y sus amos, podrán sentirse cómodos.

Además, una sala de café y un teatro hacen parte de La Sala, en donde no solo se tendrá programación cada semana, sino que se capacitará quienes estén interesadas en aprender teatro clásico entre otras expresiones

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.