Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con el ánimo de facilitar el transporte de las mascotas de los viajeros en cabina de pasajeros o lazarillos para las personas que sufren de alguna invidencia, la Aeronáutica Civil amplió la norma contemplada en los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia (RAC) y establece parámetros específicos para el transporte de estos seres queridos, como lo son los perros y gatos de compañía.

En tal sentido, los pasajeros que deseen viajar con perros o gatos domésticos y que sean tenidos como mascotas pueden ser transportados en la cabina de pasajeros con previa autorización de la aerolínea. Esta autorización debe contemplar el cumplimiento de las normas de salubridad establecida para el traslado vía aérea de estos animales.

Algunas de las condiciones que debe cumplir el propietario de este tipo de mascotas están; el propietario debe presentar el carné o certificado de vacunación firmado por un veterinario, los animales no deben ser menores a ocho semanas de edad. 

También el pasajero está en la obligación de informar a la aerolínea con 48 horas antes del vuelo, con el fin de prever la disponibilidad de cupo. Las mascotas deben viajar en guacal o contenedor flexible y su peso, en conjunto no deberá ser superior a los 10 kilogramos. Animales de peso superior serán transportados en bodega de carga.

Para el caso de vuelos internacionales, el pasajero deberá consultar las disposiciones establecidas por otros países con relación al transporte de mascotas antes de llegar a su destino. En ambos casos, los propietarios de los animales se harán cargo de las condiciones de salubridad e higiene.

La presencia de las mascotas a bordo de las aeronaves o en los aeropuertos, no debe constituir riesgo para la seguridad aérea, ni para una eventual evacuación de emergencia. 

El guacal o contenedor no podrá ubicarse en una salida de emergencia o pasillo que impida la movilidad de los pasajeros dentro de la aeronave. Los perros lazarillos podrán viajar en la cabina de pasajeros, siempre y cuando no representen riesgo o molestia en el viaje y siga las indicaciones. 

El dato 

El límite permitido para que la mascota pueda viajar en la cabina es de ocho semanas de edad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.