Mascotas

Consejos veterinarios para reducir el estrés y la ansiedad de las mascotas en consultas

Veterinarios de la Clínica El Olivar implementaron estrategias que pueden convertir la experiencia de visitar el consultorio en algo llevadero y menos estresante para todos los involucrados
Por:
Juan Sebastián Tinoco Acosta
22 de mayo de 2024
Perro en el veterinario
123RF

Las visitas al veterinario pueden ser una fuente de estrés tanto para nuestras mascotas como para nosotros, sus cuidadores. Sin embargo, según veterinarios de la Clínica El Olivar, "Implementar algunas estrategias puede convertir esta experiencia en algo más llevadero y menos estresante para todos los involucrados", expresaron.

Realice visitas al veterinario para saludar

No limite las visitas al veterinario solo a momentos de emergencia o citas médicas. Hacer visitas cortas para saludar puede ayudar a que su mascota asocie la clínica con experiencias positivas. Además, premiarlo con un snack al llegar puede reforzar este vínculo positivo.

Practique manipulación y socialización con extraños

El contacto con extraños puede ser intimidante para las mascotas, especialmente durante las primeras visitas al veterinario. Practicar la manipulación en casa y permitir que su mascota interactúe con nuevas personas puede reducir su ansiedad en situaciones similares en el futuro.

Ejercicio previo a la visita

Al igual que en los humanos, el ejercicio puede ayudar a reducir el estrés en las mascotas. Dar un paseo largo o jugar antes de la visita al veterinario puede ayudar a que su mascota llegue más relajada y menos propensa a mostrar comportamientos agresivos.

Considere las visitas del veterinario a domicilio

Para algunas mascotas, el ambiente familiar de su hogar puede proporcionar un sentido de seguridad durante las visitas médicas. Optar por visitas del veterinario a domicilio puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad asociados con la clínica.

Brinde amor y apoyo constante

Durante todo el proceso, asegúrese de mostrar amor y apoyo a su mascota. Las palabras tranquilizadoras y las caricias pueden ayudar a calmar su ansiedad y hacer que se sienta más seguro durante la visita.

Considere el entrenamiento profesional

Los educadores caninos pueden ofrecer técnicas y herramientas para ayudar a su mascota a manejar el estrés durante las visitas al veterinario. El entrenamiento adecuado puede marcar la diferencia en cómo su mascota responde a estas situaciones.

Priorice la continuidad en la elección de la clínica

Siempre que sea posible, elija la misma clínica y al mismo profesional para las visitas de su mascota. Esto puede ayudar a que se sienta más cómodo y familiarizado con el entorno, reduciendo así su nivel de estrés.

Por su parte, el portal Kong ofreció otros consejos para aliviar el estrés de los perros durante las visitas al veterinario y encontrar medidas para abordar estos momentos indeseados para los perros y los gatos.

  • Entender las causas del estrés: Es fundamental comprender las causas subyacentes del comportamiento del perro. El miedo y la ansiedad que experimentan no son innatos, sino aprendidos a partir de experiencias negativas en el hospital veterinario. Este miedo puede manifestarse de diversas formas, desde temblores hasta agresividad.
  • Paso a paso para abordar el problema: El primer paso es trabajar en la sala de espera, donde muchos perros comienzan a sentir ansiedad. El portal recomienda cambiar las experiencias de nuestro perro en el hospital veterinario, asociándolas con algo positivo. Esto se logra llevando al perro al hospital varias veces a la semana y dándole golosinas especiales mientras está en la sala de espera.
  • Adaptarse a las preferencias del perro: Si el perro no responde a las golosinas, es importante descubrir qué lo motiva. Algunos perros prefieren el juego o los juguetes sobre la comida, y podemos utilizar estas preferencias para hacer que la experiencia sea más positiva.
  • Tiempo y paciencia: Si bien algunos perros pueden adaptarse rápidamente, otros pueden necesitar más tiempo. La modificación del comportamiento puede llevar semanas o incluso meses, pero el esfuerzo vale la pena para ayudar a los perros a sentirse más cómodos y seguros durante las visitas al veterinario.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Mascotas