Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los creadores de contenido se trasladaron al campo. Al parecer, el mostrar lujos y vidas perfectas quedó en el pasado y ahora las tendencias son propuestas más naturales y funcionales. Un nuevo tipo de contenido que empieza a tomar relevancia en diferentes plataformas como Instagram, Youtube y Tik Tok.

Es a eso a lo que precisamente le han apostado los que se conocen como los youtubers del campo; un grupo de ‘influencers’, que va en crecimiento, y que enseñan los privilegios que brinda la vida en el campo colombiano. Además, ofrecen contenido de valor con enseñanzas, tanto de la forma cómo labrar la tierra, como de la conservación de la misma.

Y aunque aún la oferta no es muy amplia, en el radar de los usuarios y, más específicamente, en la opción de ‘seguidores’ de millones de perfiles de estas plataformas, lo cierto es que ya aparecen cuentas robustas como la de Nubia e Hijos, La Granja del Borrego, Jhesid Goyes y Fabio Enseña, todos, creadores de contenido de agro.

LOS CONTRASTES

  • Johanna IbáñezDirectora creativa en Catapulta

    “Los influenciadores del campo conectan con sus audiencias desde lo cotidiano y esto se vuelve más orgánico, logrando mensajes más directos”

  • Marito Pino Director general Xharla

    “En Colombia el mercado de influencers es grande y sigue creciendo. Los contenidos de ocio son populares, pero los del campo generan empatía”

En la lista, Nubia e hijos es quizás el primer caso de youtubers del campo relevante, y el referente para los demás que han surgido. En Youtube tienen una comunidad de 744.000 suscriptores, quienes siguen a esta familia campesina y se sienten representados por su temática y contenido. Además, según datos arrojados por Statsmash, el canal cuentan con más de 40 vídeos que suman en conjunto más de 10 millones de visitas. Aunque Youtube ha sido su red principal, Nubia e Hijos también figura en plataformas como Instagram, la cual cuenta con 360.000 seguidores, en Twitter figuran con más de 70.000 y en Facebook lo hacen con más de 66.000. En un estimado dado por Statsmash, el canal de Youtube de esta familia tuvo un valor neto estimado de US$6.000 el mes pasado.

Otro perfil que se han venido sumando como influenciador del campo es La granja del borrego, una cuenta en la que un niño de 14 años enseña prácticas del campo en medio de una granja. Su perfil principal está en Instagram con más de 170.000 seguidores y una comunidad bien estructurada, la cual ha logrado por su tipo de contenido cómico y a la vez educativo.

En esta línea de conocimiento, FabioEnseña es un canal que muestra paso a paso el mejoramiento de procesos productivos agropecuarios y que brinda una mirada real del campo colombiano.

Los protagonistas

Con tan solo 14 años, Carlos Alberto Díaz se ha convertido en toda una estrella del agro, pues a través de su cuenta de Instagram ‘La granja del Borrego’ le habla a sus más de 170.000 seguidores sobre cómo es su vida en el campo, con sus cultivos y sus gallinas, las otras protagonistas de cada historia que ‘el borrego’, como lo llama su familia, cuenta con humor, pero con datos interesantes que hacen de su proyecto algo cada vez más relevante.

¿Cómo empezó esta cuenta?
Empezó hace poco menos de un año, no veníamos tan seguido a la finca, pero por la pandemia empezamos a venir entre dos y tres veces al mes. Compramos un semillero, el abono y ya íbamos a sembrarlo y lo decidimos grabar para enseñarlo a la gente, lo editamos, lo subimos y a la gente le gustó.

¿Cuáles son las metas que tienen con el proyecto?
Queremos que la gente empiece a ver el verdadero trabajo del campo porque hoy en día no se valora tanto, el ver una verdura o una fruta en la mesa, detrás de eso hay muchísimo trabajo, que no es valorado, porque la gente lo compra a los intermediarios o pide rebajas. También mostrar la experiencia de las personas que viven en el campo y ayudar a los de la zona a vender sus productos.

Su contenido más viral es el de las gallinas, ¿cuántas tienen y por qué dicen que son felices?

Tenemos 260 gallinas, ponen casi 260 huevos. Muchos galpones tienen un solo corral, donde solo se enfocan en la postura de la gallina, entonces le dan químicos para que la gallina ponga dos huevos al día y así haya más producción y el huevo sabe a químico. Entonces, con mi papa empezamos a ver muchos vídeos del tema de las gallinas felices y así fui aprendiendo. Nosotros lo que hacemos es que aparte alimentarlas muy bien con bore, vástago, plátano, pasto, zanahoria, les tenemos un potrero grande, donde tienen su ambiente natural.

¿Cuál es su sueño?

Me gustaría agrandar la granja para tener más gallinas y más animales. Poder ayudar a las personas para que la gente confié en mí para poder impulsar sus cultivos.

¿Qué proyectos se vienen con la Granja del Borrego?
Vamos a tener una colaboración con Nubia e hijos, porque considero que somos de los pocos influenciadores que están tocando este tema del campo y de esta manera se está logrando una visibilidad más grande. También tenemos un proyecto de montar un pequeño restaurante, en el que el protagonista sea el huevo.

¿Cómo quiere visibilizar el campo colombiano?
Se quedó el concepto de que la persona que trabaja la tierra es pobre, la idea es mostrar y ayudar a las personas que trabajan en el campo, una de las formas de ayudar es comprar directamente en la plaza. A futuro queremos crear un mercado donde se beneficie la persona que trabaja la tierra.

¿Cuál es el mensaje para las personas en la ciudad?
Comprar en la plaza, buscando mercados que beneficien a los campesinos. Existen mercados artesanales en Bogotá donde las personas van directamente del campo y llegan a los barrios. No pedir rebajas ya que detrás de todos los productos hay un gran trabajo y esfuerzo. Además, tenemos esta idea de crear un mercado digital, en el que se recojan productos de muchos campesinos, y así comercializarlos para poder cobrar lo justo.

¿La conectividad ha sido un obstáculo en el proyecto?
Cuando llegamos aquí no había internet, ya que era una finca que estaba olvidada hace 30 años. La señal de internet llega, el problema es que es malo, siempre que llueve se cae.

Con un contenido de enseñanza acerca de mejoramiento en procesos agropecuarios, el profesor Fabio invierte su tiempo, no solo en implementarlos, sino también en explicárselo paso a paso a su público que hoy suma más de 75.000 seguidores.

¿Por qué inició el proyecto?
Empezó hace un año, yo trabajaba en un colegio y por la pandemia no había comunicación, empecé a enviar vídeos por WhatsApp, y fueron prohibidos porque no tenían lenguaje técnico y porque faltaban cosas, y al no poderlos enviar empecé a subirlos a Facebook y ahí si los comenzaron a comentar. Después nos animamos y los creamos en YouTube. Empezamos a hacer contenido en Tik Tok y con el contenido de la leche por el paro los seguidores crecieron mucho.

¿Cómo eran esos vídeos de la leche?
Todos los días yo saco la leche al camino y ese día fui al pueblo y cuando volví la leche seguía ahí, entonces ya sabíamos que era por el bloqueo. La idea fue hacer cuajadas y si no se vendían se donaban. Una persona compró las cuajadas y la producción de dos días con el compromiso de llevarlo hasta Zipaquirá, entonces durante esos días se hicieron vídeos del proceso y todo se iba disparando.

¿Cuál es el enfoque principal de sus vídeos?
En cultivos y en ganado, prácticamente todo ha sido en la parte agrícola. Yo soy administrador agropecuario y he trabajado en la parte pecuaria. Mis vídeos son sobre cómo mejorar los procesos productivos en cultivos, abonos y también en emprendimientos.

¿Qué procesos ha mejorado en su finca?
Se han mejorado todos los procesos. Cuando tomamos la finca entregábamos 15 litros, hoy superamos los 100 litros, con solo 8 vacas. Tenemos vacas de mejoramiento genético y un banco de proteínas, que es una siembra de diferentes pastos y leguminosas, con ese mismo banco se suple el ganado.

¿Qué busca con estos vídeos?

La idea es cambiar el chip y mostrar que en el campo también se vive bien, que se disfruta y se puede hacer dinero. Muchas personas me escriben de Argentina, Perú, Canadá, España, me apoyan y me brindan ideas. Algunas personas me envían dinero y yo siembro árboles en su nombre. Me han visitado algunas personas que tienen mucho conocimiento en la parte agrícola y se muestran interesados en como he desarrollado los procesos.

¿Qué nuevos proyectos tiene con Fabio Enseña?
Proyectos hay muchos, lo único es la capacidad monetaria para llegar. Primero es monetizar el canal, en la finca tengo un lugar para hacer unos invernaderos para cultivar más forraje para el ganado y para hacer todo el sistema de abonos orgánicos y hacer un salón de clase dentro de la finca, un laboratorio de lácteos y poder hacer recorridos dentro de la finca con personal.

¿Usted cree que el trabajo del campesino no es valorado?
El problema es el intermediario, es difícil porque este es duro con el campesino, ellos son inconscientes, ofrecen poco al campesino y lo venden caro.

¿La conectividad ha sido un obstáculo en su proyecto?
Subir un vídeo puede demorar unas 12 o 14 horas. Los vídeos de Tik Tok son más sencillos de subir, pero en Instagram no ha sido posible subir un vídeo. Es un obstáculo grande y en algún tiempo la luz se iba constantemente.

La preparación de dulces típicos y la educación sobre la importancia y beneficio de las huertas en casa fueron las primeras actividades que el país conoció con la llegada de los primeros youtubers campesinos.

Se trata de Nubia e Hijos, una familia rural residente de Chipaque, Cundinamarca, que ante las precariedades que vivían en el campo decidieron buscar otro rumbo y auxiliarse con las redes sociales.

Nubia Gaona, una de las protagonistas del canal habló sobre las necesidades del campo y cómo buscan visibilizar el papel del agricultor en el país, a través de su canal.

¿Cómo define usted lo que hoy conocemos como Nubia e Hijos?
Nubia e Hijos es una familia campesina que nació con la idea de conseguir recursos a través de las redes sociales para poder salir adelante. Pero, quizás lo más importante de esta iniciativa, fue la intención de mostrar a Colombia y por qué no, también al mundo, lo que es el campo colombiano.

¿Cuál fue la razón principal para iniciar con el proyecto?
Cuando creamos el canal, a mediados de abril de 2020, el campo colombiano estaba sufriendo un alza de los productos en medio de la crisis. Por lo que junto con Juliana Carvajal, ahora nuestra manager y productora, decidimos explorar otras formas de poder contrarrestar estas dificultades. Creamos entonces un canal de Youtube para vender productos como un kit de siembra, pero también para mostrar y enseñar las practicas del campo colombiano.

¿Cuál es esa dificultad del campo que desea visibilizar con los videos?
Uno de los grandes problemas que tienen los campesinos es que a la hora de comercializar sus productos se enfrentan a una cadena productiva poco rentable, por ejemplo, con el tema de los intermediarios, dado que esto genera que al trabajador rural le quede muy poco de las ganancias que genera la venta en el consumidor final.

¿Cómo ha venido evolucionando Nubia e Hijos?
Esto ha generado muchos beneficios. A nosotros esto nos cambió la vida y también la de otras familias del campo a las que hemos venido ayudando.

¿Qué proyectos han liderado para ayudar al campesino?
Al campesino le hemos venido ayudando, principalmente, con la difusión de sus productos, a través de los vídeos que hacemos y mediante una página web de nosotros en la que ellos venden de forma directa.

¿Qué propósitos tiene Nubia a largo plazo?
Seguir trabajando en nuestra finca, queremos montar también una microgranja y ver a mis hijos asegurados en su derecho a la educación.

¿Cuál es la enseñanza más importante del campo para la ciudad?
El poder aprender a hacer huertas, para la seguridad alimentaria, sobre todo, en tiempos en el que hemos evidenciado que si el campo para, el país se desabastece.

¿Cómo se sueña usted el campo?
Con oportunidades para el campesino, que de verdad le lleguen los recursos necesarios para que ellos puedan tener sus medios de trabajo y sacarles renta. Y bueno, me sueño con un campo más visible y querido por los colombianos.

¿Cuál seguirá siendo el propósito de Nubia e Hijos?
Lo que queremos es que la gente sepa que el campo existe y que todavía tiene mucho para trabajar y brindar sostenibilidad al campesino y al país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.