Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las alternativas saludables van cobrando cada vez más relevancia en el mercado y Colombia ha demostrado ser un país despensa que puede suplir la demanda de algunos productos que hoy son apetecidos en el mundo por su alto valor nutricional. En esta oferta está el Sacha Inchi, una planta milenaria que entre sus usos ofrece granos tostados, polvo proteico y aceite, con altos contenidos de Omega 3, con efectos antidepresivos y antinflamatorios.

LOS CONTRASTES

  • Felipe SerranoGerente de Biorefineria

    "Somos agricultores luchando por este sueño y no queremos nada regalado solo queremos visibilidad y que así podamos tener más relevancia”

Y aunque no es un producto nuevo, solo hasta hace poco más de dos años comenzó su auge y uno de los principales protagonistas de la apertura de este mercado fue SumaSach’a, una empresa que, de la mano de ex combatientes y pequeños productores, ha logrado exportar este primer trimestre del año alrededor de US$11.000 en botellas de aceite Sacha inchi para comercializar por medio de Amazon y Ancestral Organics en Estados Unidos y por US$89.000 de grano exportado hacía Perú.

Además, la visión de la empresa para el mediano plazo es consolidar su mercado en Estados Unidos y llegar a Canadá, China y Europa. En este último, Felipe Serrano, gerente de Biorefineria S.A.S., la casa matriz de SumaSach’a, aseguró que ya llevan un camino adelantado.

“En el mercado europeo el aceite tiene la entrada, pero el polvo y las semillas aún no han salido de status novedoso y por eso no es permitido venderlo al consumidor. Es un trabajo que estamos haciendo (...) Es posible que podamos comenzar exportaciones a Europa y China este año y que nos sorprenda otro país. Incluso, Canadá es un país que también llevamos adelantado y ese probablemente vaya a terminar el año con un par de toneladas también”, dijo Serrano.

Además, para este año la meta de la empresa es lograr tener la capacidad instalada para enviar, por lo menos, cinco toneladas de producto mensualmente hacía sus países destino.

Sin embargo, según expresó Serrano, el mercado del Sacha Inchi aún es muy incipiente y aunque asegura que el Gobierno, a través de Procolombia ha sido un aliado clave para lograr la internacionalización, lo cierto es que el producto aún no tiene la suficiente relevancia y visibilización como lo tienen otros productos.

“Necesitamos es esa visibilidad que se sepa que existimos y que la gente empiece a escuchar que el Sacha Inchi es un buen producto para la salud y que sirve para toda la familia”, dijo el directivo.

Es por esto que, Serrano recalca que como empresa seguirán en el camino de abrir mercado y que esperan que con la ayuda de Procolombia se logré llegar a más mesas internacionales.

Para lograrlo, el directivo comentó que su prioridad son los productores, quienes son parte importante de la empresa, ya que juegan un valor social, porque el cultivo de Sacha Inchi es un sustituto de la coca, lo que ha logrado que miles de excombatientes hayan cambiado su forma de vida por este producto.

Además, contrario a lo que se creía, el Sacha Inchi es una especie endémica de Colombia, que abrió la puerta para que sus componentes activos empezarán a competir en una industria que, por su novedad, mueve alrededor de US$100 millones en todo el mundo. “En Colombia son nativas más de 22 especies de Sacha Inchi, aún cuando la gente cree que este producto es peruano, porque son ellos quienes más lo han trabajado”, dijo Serrano.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.