Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La conservación de los suelos y el cuidado de las áreas fértiles es una de las tareas constantes y permanentes para los agricultores, sin importar el tamaño de sus cultivos o la cantidad que producen.  

En este sentido, las zanjas de infiltración son uno de los principales métodos que se extienden como medida para recuperar la fertilidad de los terrenos y que “es una estrategia básica y uno de los primeros pasos que deben tomarse en áreas que han sido muy usadas con fines cultivables y que no han tenido una correcta recuperación, lo que puede perjudicar su sostenibilidad a largo plazo”, señaló Armando García, ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional. 

De esta manera, las zanjas de infiltración permiten acumular aguas lluvias con el fin de propiciar un mayor porcentaje de estas al suelo y que se promueven establecer, principalmente, en zonas de bajas precipitaciones. 

Para su correcto funcionamiento, “se deben plantar especies herbáceas perennes o plantas arbustivas que eviten el desmoronamiento del terreno hacia la parte interior de la excavación. También es recomendable plantar árboles nativos o de uso forestal para aprovechar todos los beneficios del recurso hídrico que pasa por la zanja”, apuntó García. 

Para implementar esta técnica, no se necesitan mayores instrumentos y recursos que una medición precisa del área del terreno y herramientas como palas, picas y estacas para establecer los límites de la zanja.

“Más allá de su construcción, el mantenimiento es fundamental para asegurar un funcionamiento ideal de esta técnica y que cumpla su objetivo con el paso del tiempo. Hay que tener especial cuidado con la limpieza de la zanja tras fuertes períodos de precipitaciones”, expresó el profesor. 

Con este objetivo y límites bien definidos que eviten el paso de animales a las zanjas, se asegura la conservación de esta alternativa que tendrá un beneficio directo en la sostenibilidad de los suelos. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.