Agricultura

A través de Asociación Ven Futuro, mujeres cacaoteras de Santander mejoran ingresos

Se trata de una alianza de Cargill Proteína Latinoamérica con la Fundación Carvajal y Fundesan, para apoyar a mujeres productoras
Por:
Valentina Sánchez Forero
05 de diciembre de 2023
Asociación de Mujeres Cacaoteras “Ven Futuro”
Bloomberg

El cacao es un producto de alto potencial para el crecimiento de la agroindustria y la economía regional. De acuerdo con la Federación Nacional de Cacaoteros, Fedecacao, para 2022, tuvo una producción de 62.158 toneladas y representó 0,6% del PIB agropecuario. Con el objeto de transformar su tradición agrícola en fuentes de ingresos, en Santander, la Asociación de Mujeres Cacaoteras “Ven Futuro”, pasaron de ser cultivadoras de cacao a transformadoras del grano.

Se trata de una alianza de Cargill Proteína Latinoamérica con la Fundación Carvajal y Fundesan, para apoyar a mujeres productoras de cacao en Rionegro, Santander, que, de acuerdo con Fedecacao, representa una participación de 40,6% sobre la producción nacional.

Gracias a las condiciones climáticas existentes de la región y las hectáreas de tierra disponibles para el cultivo en la zona, Santander se convierte en una zona estratégica en la producción de cacao, y el punto de escogencia para aportar en la generación de ingresos de mujeres cacaoteras y brindarles un acompañamiento para que pudieran convertir su tradición agrícola en su emprendimiento.

“En Santander, departamento líder en la producción nacional de este grano, existen proyectos como el de las cacaoteras de la Asociación Ven Futuro, grupo con el que venimos trabajando en fortalecer sus competencias con la satisfacción que nos da, contribuir al crecimiento económico y bienestar de las productoras y sus familias”, afirmó Javier Brenes, director ejecutivo de Cargill Proteína Colombia.

Desde 2022, la alianza escogió a esta asociación, quienes estaban en la etapa inicial de su emprendimiento y no contaban con apoyo para potenciarlo. El proyecto lo conforman 13 mujeres, quienes viven en la vereda La Unión de Galápagos, en el municipio de Rionegro, además que beneficia alrededor de 50 personas que han participado en sus capacitaciones.

“Seguimos trabajando de la mano con las comunidades en las que estamos presentes, con nuestros aliados del Sena y de la Fundación Carvajal, en este proyecto que, con una duración de casi dos años, con capacitaciones técnicas y mentorías, nos ayuda a formar en producción de cacao a las mujeres asociadas cualificándolas con herramientas que las van a fortalecer como microempresarias”, añadió.

En los dos años de la puesta en marcha del proyecto, Cargill ha destinado recursos económicos para invertir en la renovación de los cacaotales para sembrar nuevas plántulas de cacao con mayor variedad, el montaje primario de la planta de transformación y el diseño y posicionamiento de la marca “Chocolaterra”, mediante la cual, las cacaoteras comercializan chocolate de mesa artesanal.

“Nosotras queremos no solamente transformar el cacao en chocolate de mesa, sino que también, buscamos transformar los pensamientos de las demás personas que están alrededor de nuestra vereda. Para ello, trabajamos por llevar un chocolate de calidad a los hogares en Santander y nuestro objetivo ahora es poder comercializar ese chocolate y nuevos productos a todas las regiones de Colombia para poder posicionar nuestra marca” expresó Maria Irina Monsalve, presidenta de la asociación.

De acuerdo con la compañía, la segunda parte del proyecto iniciara el próximo año. En esta etapa se tiene contemplado aumentar la cobertura y variedad de productos que pueden producir las cacaoteras, esto con el objetivo de mejorar sus fuentes de ingresos.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura