Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En el año de 1993 el presidente de la República, Cesar Gaviria, decidió sancionar una norma con la que los agricultores y ganaderos ya podían asegurara sus cosechas y animales.

Desde entonces, estas herramientas han venido aumentando y volviéndose tendencia entre los productores del sector rural, tanto que el año pasado el área asegurada llegó a 186.884 hectáreas.

El valor de asegurar cada hectárea, de acuerdo con las cifras de la Federación de Aseguradores de Colombia (Fasecolda) le puede costar en promedio $5,2 millones por la totalidad del crédito. Sin embargo, este precio varía dependiendo del tipo de cultivo.

Esto quiere decir que a Carlos Quijano, agricultor de papa pastusa y papa criolla, que tiene una extensión de 30 hectáreas en Riofrío (Cundinamarca), le cuesta en $156 millones asegurar todo su terreno, pero lo puede pagar en el tiempo que estime con la entidad aseguradora.

Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda, aseguró que el comportamiento de estas herramientas han venido aumentando en los últimos años y más con la tecnificación del agro.

“El agro es un mercado en el que hay que insistir por la formalización de diferentes sectores que lo componen, para un mejor desarrollo y progreso”, afirmó Botero.

Una de las entidades que ha liderado el mercado asegurador en los últimos años es el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), que apoya a los productores que aseguran sus cultivos contra eventos climáticos y biológicos, otorga un incentivo de hasta 80% sobre el valor de la prima del seguro y el productor solamente paga el IVA equivalente al 5%.

Pero esta no es la única compañía que ofrece seguros a los productores. Empresas como Mapfre, Suramericana, La Previsora, Bolívar, Liberty y Allianz, cuentan con herramientas que están a disposición de los agricultores y ganaderos. Además, cada una de estas compañías se distribuye la mayor torta de participación en el mercado.

Por el lado del Gobierno, el Banco Agrario de Colombia, también cuenta con el producto de seguro agropecuario en su portafolio de servicios. El objetivo de este es proteger la producción agrícola del país contra fenómenos climáticos, garantizando una completa oferta de servicios.

Según la entidad “de esta manera, el productor se blindará ante el exceso o déficit de lluvias heladas, granizadas, inundaciones, vientos fuertes o avalanchas, que se presentan sin previo aviso y escapan a su control, lo que en ocasiones provoca la pérdida total o parcial de sus cosechas”.

A pesar del avance de las diferentes empresas por aumentar la cobertura y garantías, hay algunos productos que aún no cuentan con esta herramienta, como por ejemplo algunas actividades pecuarias, acuícolas o de bajo rendimiento comercial.

Francisco Solano, expresidente del Banco Agrario, comentó que “es importante seguir profundizando la oferta de seguro agropecuario y que la misma se ofrezca con el crédito ya que esto permite cubrir a más productores, mejorando las condiciones ”.

LOS CONTRASTES

  • Jorge Humberto BoteroPresidente de Fasecolda

    “El agro es un mercado en donde hay mucho trabajo por hacer en cuanto a la formalización de los productores. Aunque en los últimos años ha venido avanzando en el tema de seguros”.

“Finagro da incentivo hasta de 80% sobre el valor de la prima”

Con el propósito de promover el desarrollo del sector rural colombiano, con instrumentos de financiamiento y desarrollo rural, que estimulen la inversión, el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) ha venido trabajando en diferentes herramientas para potenciar el agro colombiano.

Una de ellas es la promoción de seguros en donde el presidente de la entidad, Carlos Ramiro Chávarro Cuéllar, dijo, en entrevista con Agronegocios, que apoyaban a los productores con “un incentivo de hasta 80% sobre el valor de la prima del seguro y el productor solamente paga el IVA equivalente a 5%”.

¿Cómo apoya el Gobierno a los agricultores a través del incentivo al seguro agropecuario?
El Gobierno Nacional, a través de Finagro, apoya a los productores que aseguran sus cultivos contra eventos climáticos y biológicos, otorga un incentivo de hasta 80% sobre el valor de la prima del seguro y el productor solamente paga 20% restante y el IVA equivalente a 5%.

¿Quiénes pueden acceder y cómo acceder?
Todos los productores agropecuarios que aseguren cultivos, plantaciones forestales, pasturas, actividades pecuarias, silvopastoriles, acuícolas y piscícolas, pueden recibir incentivo.

¿Hay una amplia oferta de seguros para el agro?
Es importante anotar que el tema del aseguramiento en el sector comenzó hace poco. Tanto Finagro como las aseguradoras estamos trabajando para fortalecer este instrumento y lograr una mayor penetración. El crecimiento ha sido exponencial pero toca seguir fortaleciendo la gestión del riesgo.

¿Cómo funciona el incentivo al seguro agropecuario?
El incentivo básico al que pueden acceder todos los productores que adquieran una póliza de seguro agropecuario desde 60% hasta 80% para todos los productores agropecuarios.

¿Cuál es el incentivo para pequeños, medianos y grandes?
Este incentivo puede llegar hasta 70% en el caso de medianos y grandes productores, y hasta de 80% si es pequeño productor.

¿Para Colombia Siembra hay condiciones especiales?
Claro. En primer lugar que el cultivo es un producto priorizado en el Programa Colombia Siembra, como el maíz amarillo tecnificado, soya, plantaciones forestales comerciales, caucho, arroz, cebada, palma de aceite, cacao, aguacate, mango, piña, maracuyá, gulupa, granadilla y sistemas silvopastoriles).

En segundo lugar, el productor debe tener un crédito en condiciones y debidamente registrado por Finagro, destinado a financiar la actividad asegurada.

Por último, sí la actividad agropecuaria asegurada hace parte de la lista de productos promisorios de exportación. Dichos productos son la caña de azúcar, banano de exportación, café, flores, pitahaya, plátano de exportación, aguacate, bananito, cacao, pasifloras, lechuga, lima tahití, mango, papaya, piña, uchuva, tabaco, caña panelera, aceite de palma y tomate de árbol.

¿Cómo han sido los resultados de los últimos años?
En 2015, se aseguraron 187.000 hectáreas (45% más que en 2014), con un incentivo de $45.000 millones se han protegido inversiones rurales por $997.000 millones y 267.134 empleos entre directos e indirectos.

Vale la pena resaltar que en lo corrido del año 2016 se han asegurado cerca de 111.000 hectáreas, las cuales han tenido un incentivo otorgado por $25.700 millones y protegiendo inversiones rurales por $584.000 millones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.