Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En todos los asuntos relacionados con la caficultura, hay cambios fuertes y adversos que los agricultores deben afrontar con cambios inteligentes: los suelo están desgastados en su fertilidad;  los abonos de síntesis industrial han subido más de precio que el valor de la arroba del grano; los Fenómenos de El Niño y La Niña son cada vez más intensos; y tenemos la súper amenaza del calentamiento global y, para colmo de males, escasez de mano de obra.

Cambiamos o desaparecemos.   Una propuesta de cambio es la Caficultura Hidrológica. Esta forma de hacer caficultura busca mejorar la infiltración y la capacidad de almacenamiento de agua del suelo.  Es regular el ciclo hidrológico para el cultivo en los predios rurales y de paso regular los caudales de los ríos, para todos los efectos de la población ( acueductos, represas, riego, etc)

Consiste en modificar algunas labores y evitar algunas de las restricciones, así :   A. Labores:  1-Abono orgánico mezclado con el abono de síntesis industrial  (ejem, triple 15, 17-6-18, urea….) en forma gradual y creciente del orgánico.  El abono orgánico para la zona cafetera de suelos ácidos debe tener un pH de 7.5 o mayor y de preferencia  residuo diverso.  2.- Manejo razonable de arvenses malignamente llamadas malezas. Las arvenses son la fuente principal de aportes de materia orgánica al suelo. Sobre ellas, los comerciantes de herbicidas han exagerado  en crearles una imagen negativa  cuando en realidad pueden ser muy amigables con el agricultor y con el suelo y las aguas, al punto que si llegamos a tener mucho aprecio por ellas podemos ser osados y fertilizarlas y así constituir una versión moderna de abono verde.

También su presencia tiene un efecto refrigerante que disminuye el daño por plagas. 3- Favorecer la diversidad florística de los  árboles en barreras rompevientos, en selva o rastrojo en las cañadas y para el cafetal  el sombrío, ya que hoy existen tecnologías foliares para tener altas productividades bajo penumbra como las de Orsellco en Sevilla Valle del Cauca.  4.-Usar las micorrizas  que son hongos que ayudan a extender la funcionalidad  de absorción de aguas y nutrientes de la raíz.   B.Restricciones.  1-No abusar de la aplicación de cales por su acción  deshumificadora  2- No dejarse tentar por el uso de los EM ( microorganismos eficientes) por su consumo intenso de materia orgánica del suelo, o se puede reducir de lo referido. La caficultura hidrológica realza la riqueza oculta de la materia orgánica del suelo. Favorece junto con el calcio y el silicio la porosidad. A través de los poros el agua de lluvia puede infiltrarse y moverse hacia zonas profundas evitando los excesos de humedad.

Es mejor que el agua que penetra al suelo se mueva en ladera a velocidades de un metro por día que tener la condición dañina de suelos con baja infiltración que permiten velocidades superficiales del agua de un metro por segundo causando erosión.

La materia orgánica del suelo favorece un ambiente químico provechoso para el café, ya que el humus aporta capacidad de intercambio catiónico que reduce la pérdida por lavado y se hace más eficiente el uso de los nutrientes contenidos en los abonos de síntesis industrial.  Para el caficultor las ventajas son: alta productividad y mejor calidad del grano ganando de 5% a  8% de densidad y menos pasillas; reduce costos; y se expone menos a los daños causados por los extremos climáticos.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.