Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde hace varios años, los efectos del cambio climático han tenido incidencia cada vez más fuerte sobre la agricultura y los rendimientos de los cultivos, lo cual representa una amenaza para la seguridad alimentaria a nivel mundial.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), una de las principales consecuencias del calentamiento global sobre el sector agro es el aumento de la variabilidad climática, lo cual ejerce más presión sobre los sistemas agrícolas más frágiles.

En ese contexto, diversas investigaciones alrededor del mundo se han centrado en la búsqueda de estrategias para que el factor clima no tenga grandes injerencias sobre la producción agrícola.

Francisco José Heredia, profesor del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Sevilla (España), lidera un estudio acerca del color y su relación con la composición y calidad de los alimentos, especialmente en los vinos.

La técnica que aborda el investigador es conocida como colorimetría triestímulo. Gracias a esta se intenta hacerle frente al problema de elaboración de estos productos cuando las temperaturas son extremas, ya sea demasiado altas o heladas. “Si el sol es excesivo se da una descompensación en la maduración de la uva y el vino no se estructura para obtener un buen beneficio”, explicó al respecto este académico, que estuvo recientemente de visita en la Universidad Nacional de Colombia.

Según comentó Heredia, el procedimiento consiste en intervenir las primeras fases de la fermentación, con el fin de que el vino se vaya estructurando sin necesidad de depender de los cambios del clima, como históricamente ha sucedido. “Los vinos cambian su estructura dependiendo del ambiente en que se cosechan. Por tal razón, es un gran reto elaborar un vino de alta calidad en zonas donde la uva no enfrenta las mejores condiciones climáticas”, argumentó.

El investigador resaltó que el trabajo de él y su equipo en España está encaminado en la pigmentación del vino, “ la vista y la medida del color es muy interesante porque nos ayuda a analizar la información que nos puede dar la luz en el color”.

Aunque en el territorio colombiano no es un gran productor de vinos, los principios de este método podrían aplicarse para la producción más eficiente de otros tipos de cultivos.

En el país, no son muchos los estudios que se han llevado a cabo acerca de la colorimetría triestímulo. Ivonne González, magíster en Ciencias - Química de la U. Nacional, desarrolló una investigación basada en esta técnica para lograr la diferenciación entre los pigmentos de distintas variedades de guayaba.

El análisis se realizó en varias zonas de territorio nacional, entre ellas, el departamento del Valle del Cauca.

Previsión se reduce con cambio climático

La modificación de las zonas climáticas y agroecológicas, que obligaría a los agricultores a adaptarse, y la menor posibilidad de previsión del clima en general, lo que complicaría la planificación de las actividades agrícolas, son algunas de las consecuencias del cambio climático en el agro identificadas por la FAO.

La opinión

Francisco José Heredia
Experto Universidad de Sevilla
“La colorimetría triestímulo es la técnica que usamos para medir el color. con ella se mide la capacidad de envejecimiento del vino”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.