Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los equinos no solo han sido un actor importante en el desarrollo del campo, sino que a lo largo de la humanidad han cumplido el rol de medio de transporte, máquina de guerra, elemento de estatus, apoyo medicinal, y desde la última década sirven para mejorar las actitudes y competencias de liderazgo a través del coaching asistido con caballos.

De acuerdo con Miriam Demonte, directora regional de Horse Assisted Coaching NCI Texas, “lo que las personas logran a través del coaching asistido con caballos es revisarse en su hacer, gestionar su emocionalidad, llevar a otro nivel su carrera profesional, enseña a tener conversaciones productivas, a descubrir el tipo de perfil de liderazgo que está ejerciendo, si están alineados sus valores con su trabajo, que imagen proyecta en el otro, entre otros beneficios”.

Esta práctica es una rama del coaching que necesita de tres profesionales en pista o cancha: los caballos, el coach certificado y el especialista ecuestre.
“Realizar una tarea en la que intervenga un animal de 500kg aumenta la confianza y nos da la oportunidad de crear metáforas maravillosas. El caballo es un maestro del liderazgo, es de naturaleza social y necesita establecer jerarquías claras que le permitan tener un control absoluto del e torno, asume su liderazgo o lo cede en quién puede confiar absolutamente”, explicó la experta.

Los caballos son sensibles a la comunicación no verbal y responden a los mensajes no verbales que reciben de los participantes. Estas respuestas proporcionan al cliente y al equipo interdisciplinario información que le permite reconocer patrones de comportamiento y los motiva a cambiarlos por otros nuevos.

Es un proceso que implica mucho más que un “entrenamiento”, es un asesoramiento en que una persona llamado coach ayuda y asesora al coache (emprendedor, directivo, mandos intermedios, empleados administrativos, etc) en la tarea de saber a dónde va, qué quiere lograr y qué medios va a utilizar, gracias al apoyo de los caballos.

Vale destacar que, el pasado fin de semana se desarrolló en Funza, el Diplomado “Horse Assisted Coaching”, en la escuela de equitación, Cabalgando, en el que participaron 15 personas.

Beneficios 

1 Adquirir recursos lingüísticos y comunicacionales. La expresión y la seguridad propia mejoran al momento de enfrentar un animal de 500 kilos que espera un líder.

2 Es ideal para trabajar la confianza, trabajo en equipo, autoestima, escucha y negociación, estilos de dirección, la creatividad, liderazgo, entre otras actitudes.

3 Desde el trabajo en el suelo con caballos en libertad, los participantes podrán reconocer y trabajar sobre sus fortalezas y debilidades como personas y líderes.

4 Los caballos funcionan como un espejo del ser humano: tal y como usted es con un caballo se refleja cómo es en su vida personal, laboral y en sus relaciones.

Qué hace cada uno de los actores en el proceso
El coach tiene el arte de formular preguntas poderosas a sus clientes, lo que ayuda a buscar nuevas formas de observar, de ampliar su mirada y encontrar nuevas opciones, ver alternativas que antes no veía, si así lo elige. “El coach ve al protagonista que tenemos dentro”, comentó Miriam Demonte. Por su parte, el especialista equino está más enfocado en aspectos de seguridad física de los clientes y comunicación no verbal de los caballos. Entre tanto, el animal es sensible a la comunicación no verbal y responden de manera refleja a los mensajes no verbales que recibe de los participantes en el proceso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.