Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según Porkcolombia, para el 2022 se espera cerrar con un consumo per cápita de cerdo de 13,1 kilos. Esto significa un kilo adicional respecto al registro per cápita registrado 2021. Además, se proyecta un crecimiento de la producción nacional de 6,9%, lo que equivale a 525.000 toneladas. Con estas cifras de buen desempeño, la porcicultura es una oportunidad de negocio que puede aportar a la seguridad alimentaria, pues ofrecen una fuente esencial de proteína.

Porcícola Líder es una granja dedicada a la producción de cerdos ubicada en el municipio de Silvania, Cundinamarca.

Llevan casi 40 años en el negocio de la porcicultura, tiempo en el que han identificado los retos y ventajas para trabajar en este sector. Carlos Andrés Tamayo Chacón, gerente de la porcícola, comentó algunos de las oportunidades que se pueden aprovechar para obtener rentabilidad en este negocio.

"Porcícola Líder es una empresa familiar que lleva 40 años de operaciones. Arrancó con una cerda y en este momento estamos haciendo una ampliación para llegar a 900 animales. Ha sido todo un proceso porque es un negocio que históricamente ha tenido altibajos y no es fácil generar crecimiento rápido. Sin embargo, hemos aprendido que con la debida diligencia y compromiso la porcicultura es un negocio rentable", dijo Tamayo .

La porcícola trabaja principalmente en las líneas genéticas y en la producción de carne de origen. Según Tamayo, el trabajo en el ámbito genético es de difícil acceso para emerger como negocio, dado que las grandes empresas ejercen poder de mercado. Sin embargo, la producción de proteína es un área de negocio clave para aportar en temas de seguridad alimentaria.

"Nuestro trabajo en genética lo hemos orientado hacia pequeños y medianos productores que tienen dificultad en acceder a las casas genéticas grandes, pero que están buscando un producto de primera calidad. Creemos que hemos hecho una tarea social en ese sentido para dar acceso a una base genética a un precio justo", señaló.

"En la parte de producción de carne hay una gran oportunidad. Todos sabemos que uno de los principales retos de la humanidad es dar alimentación a la población, y la proteína es una de las fuentes principales", dijo. Para esto es importante tener la capacidad de garantizar la calidad productiva y trabajar en áreas como bienestar animal, responsabilidad social, ahorro energético, entre otros aspectos.

En cuanto al encarecimiento generalizado de los insumos, el empresario indicó que en la porcicultura los alimentos para los animales representan entre 75% y 80% de los costos. Este es uno de los retos que se debe tener en cuenta para ingresar a este rubro y para esto Tamayo recomendó la producción de alimento animal para disminuir costos. "La idea es producir nuestro propio alimento para eliminar al máximo la intermediación", dijo.

La investigación y desarrollo es un área en el que también se recomienda emerger para mitigar costos y aumentar la eficiencia. Es decir, la busca de alternativas que se ajusten a las nuevas agendas en términos de conservación de productos, fabricación de empaques amigables y bienestar animal.

Tamayo recomendó a aquellas personas que deseen ingresar el negocio tener en cuenta aspectos de normatividad para la formalización del proyecto. "Tiene exigencias de inversión y normatividad ambiental. Si se tiene en cuenta estos aspectos se puede proyectar de buena manera la empresa", finalizó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.