Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los confinamientos por Covid-19 están empujando a más habitantes de la ciudad a cultivar frutas y verduras en sus hogares, lo que brinda un impulso posiblemente duradero a la agricultura urbana, dijeron arquitectos y expertos en alimentos.

“Cada vez más personas piensan de dónde proviene su comida, con qué facilidad se puede interrumpir (el suministro) y cómo reducir las interrupciones”, dijo el arquitecto paisajista Kotchakorn Voraakhom, quien diseñó la granja urbana en la azotea más grande de Asia en Bangkok.

“La agricultura urbana puede mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, reducir los impactos del cambio climático y disminuir el estrés”, dijo a la Fundación Thomson Reuters.

La agricultura urbana puede ser crucial para alimentar a quienes viven en las ciudades, ya que puede producir hasta 180 millones de toneladas de alimentos al año, o alrededor del 10% de la producción mundial de legumbres y vegetales, según un estudio del 2018 publicado en la revista Earth’s Future.

En Singapur, que ocupa el primer lugar en el índice de seguridad alimentaria global de la Unidad de Inteligencia de The Economist para 2019 e importa más del 90% de sus alimentos, tiene como objetivo producir el 30% de sus necesidades nutricionales para 2030, al aumentar el suministro local de frutas, verduras y proteínas de carne y pescado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.