Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

De acuerdo con José Antonio Arana del Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), esta zona, que ocupa una extensión de 35.010.300 hectáreas, es considerada la nueva frontera agrícola de Colombia, ya que es una de las regiones fisiográficas más importantes del país por su variedad de ecosistemas, el aporte del 32% a las reservas de agua del país y su potencial agropecuario y minero-energético.

En la segunda fase del convenio, durante 2012, se buscó la inserción y ampliación del número de actores interesados en el desarrollo regional, involucrándolos en nuevos aspectos de interés, como los sistemas forestales de alta importancia para la Altillanura.

De igual manera, las acciones de investigación, desarrollo tecnológico y vinculación del conocimiento permitieron avanzar en la generación de nuevos productos con mayor impacto para diversos sistemas de producción, que incluyen: nuevo germoplasma de cultivos transitorios, pastos y forrajes, recomendaciones tecnológicas de manejo y sistemas integrados agrosilvopastoriles, entre otros.

La Orinoquia es un territorio de enorme diversidad biológica, cultural y social, es decir ecosistémica, que requiere de un manejo eco-eficiente. Los cultivos potenciales y las inversiones para estos pueden variar y se deben establecer teniendo en cuenta la variabilidad de los distintos ambientes.

Además se deben reconocer y proteger todos los ecosistemas que soportan el ciclo del agua en la región. Entre los mayores potenciales de esta región se encuentran: suelos con aptitud forestal altamente productiva, sistemas arroz, soya, maíz, algodón y sorgo; sistemas permanentes: caucho, forestales, marañón, cítricos, silvopastoriles- agrosilvopastoriles.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.