Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una investigación realizada por investigadores del pregrado de Ciencias del Sistema Tierra de la Universidad del Rosario reveló que la deforestación y el cambio climático tienen un efecto conjunto para aumentar las temperaturas de Colombia.

El estudio reveló que la huella humana aumentó la temperatura de Colombia en 0,8 grados centígrados y las precipitaciones en 9% entre los años 1900 y 2011.

Este análisis es la primera modelización climática regional de alta resolución que estudia el cambio climático y las variaciones de la cubierta vegetal en el país. Utilizaron el modelo Weather Research and Forecast (WFR), empleado por muchas instituciones meteorológicas nacionales como el Ideam.

Benjamín Quesada, climatólogo y profesor del pregrado, dijo que dadas las características de relieve del país, el proceso de modelarlo es complejo. "Colombia es el país más lluvioso de la Tierra, con más de 3000 mm/año de precipitaciones. Pero, ¿cómo ha alterado el ser humano su clima? Se trata de un reto fascinante de modelización, porque las interacciones tierra-atmósfera son muy complejas de simular, en un país donde confluyen tres cordilleras andinas, dos océanos y una vasta parte de la selva amazónica", afirmó .

Según el experto, en el último siglo en Colombia, el ciclo hidrológico se intensificó debido al calentamiento global. Sin embargo, las modificaciones en la cobertura terrestre redujeron esta tendencia en 70% en la región de la costa. Se debe tener en cuenta que, entender la dinámica de la vegetación es crucial en un país dependiente de la agricultura y la energía.

Quesada explicó que "los árboles tropicales intercambian cantidades considerables de agua con la atmósfera vía la evapotranspiración. Si se deforestan se reduce este flujo, lo cual contribuye a tener menos nubes y entonces menos lluvias, no solo localmente sino a centenas de kilómetros también".

Pese a los resultados, los expertos indicaron que se presentan sesgos en el modelo utilizado en lo que respecta a una simulación incorrecta de enfriamiento tras la deforestación tropical. "Esto se debe a que las superficies deforestadas en los trópicos están todavía mal representadas y son demasiado brillantes, lo cual causa un enfriamiento de la tierra que no es realista y no corresponde con las observaciones. Es algo urgente para investigar y mejorar en la modelación de los ecosistemas tropicales", explican los autores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.