Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En la lechería orgánica certificada más grande del mundo, el manejo del estiércol de vaca representa aproximadamente 18% de su huella de carbono y la alimentación animal alrededor de 14%, mientras que los minoristas que mantienen la leche fría en refrigeradores representan 9%.

Las cifras son el primer vistazo a las emisiones en Horizon Organic, una unidad de Danone SA, que publicó los datos como parte de una evaluación del ciclo de vida. La compañía está empleando la transparencia para su huella mientras trabaja para lograr su objetivo de convertirse en carbono positivo en 2025.

La medida se produce cuando la demanda de leche ha sufrido en medio de la reputación de la industria láctea de ser un gran emisor de gases de efecto invernadero. En cambio, algunos consumidores han optado por alternativas a base de plantas que creen que son más respetuosas con el medio ambiente.

El objetivo de Horizon es lograr la neutralidad de carbono desde la granja hasta el consumidor, e incluso eventualmente reducir, capturar o compensar más emisiones de las que produce. Está trabajando con los proveedores de piensos para reducir la labranza en los campos de cereales y fomentar los cultivos de cobertura, y está optimizando la dieta de las vacas para reducir 23% de las emisiones de la digestión animal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.