Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) publicó su índice de precios de los alimentos el cual reveló un aumento de 14,3% en promedio para 2022 respecto a la media del indicador en 2021.

Para diciembre, este índice cayó por noveno mes consecutivo, con una disminución de 1,9% frente al pasado noviembre, cuando tuvo un registro de 132,4 puntos, 1% menos que en el mismo mes de 2021.

Este indicador refleja la variación mensual de los precios internacionales de los productos que son más vendidos y, según Máximo Torero, economista jefe de la FAO, “una mayor tranquilidad en los precios de los productos alimenticios es una buena noticia después de dos años muy volátiles”.

Para Torero es importante permanecer vigilantes y seguir considerando muy prioritaria la mitigación de la inseguridad alimentaria mundial, “dado que los precios mundiales de los alimentos se mantienen en niveles elevados, pues muchos alimentos básicos están cerca de máximos históricos, los precios del arroz están subiendo y todavía existen muchos riesgos asociados con los suministros futuros”.

En detalle, las cotizaciones mundiales del aceite vegetal lideraron la disminución, pues bajó 6,7% desde noviembre, con el menor nivel desde febrero de 2021. Estas cotizaciones globales de aceites de palma, soja, colza y girasol se redujeron en diciembre por la débil demanda mundial de importaciones y los bajos precios del crudo.

El índice de precios de los cereales de la entidad se redujo 1,9% desde noviembre, ya que, según la FAO, las cosechas en curso en el hemisferio sur impulsaron los suministros exportables de trigo, ya que la competencia en Brasil redijo los precios mundiales del maíz.

Los precios internacionales del arroz subieron por las compras asiáticas y la apreciación de algunas divisas frente al dólar americano para países exportadores.

En cuanto a las carnes, el índice de la FAO mostró una caída de 1,2% respecto a noviembre, puesto que la carne de res y de aves de corral bajaron sus precios, lo que incidió en la subida de costos de la carne de cerdo y ovino.

¿Por qué se afectaron los precios de carne bovina? Según el organismo internacional hubo una escasa demanda mundial de suministros a mediano plazo. En contra parte, la demanda interna en Europa incidió en la subida del cerdo.

El índice de precios de productos lácteos de la FAO también aumentó 1,2% en diciembre, luego de cinco meses de descensos consecutivos. Finalmente, las cotizaciones internacionales de mantequilla y leche en polvo bajaron.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.