Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las plagas y enfermedades son muy comunes en la vegetación. Su presencia varía según muchos factores; sin embargo, suelen atacar a la mayoría de plantas y el problema radica en que en una buena parte de esas afectaciones son evidentes solo cuando ya causaron un daño significativo a los cultivos, incluso, irreversible.

“En las zonas de mayor desarrollo agrícola va a haber una mayor presencia de plagas y enfermedades que en zonas donde no hay cultivos de manera continua. Otro factor determinante es el clima, ya que, en las zonas más húmedas, superiores a los 1.800 metros sobre el nivel del mar se proyecta que haya más presencia de hongos y enfermedades, mientras que en altitudes bajas sobre el nivel del mar hay más presencia de insectos”, expresó Herberth Matheus Gómez, subgerente de Protección Vegetal del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

El experto destacó que un factor muy importante para que no haya presencia de plagas radica en el control, esto, debido a que, en un ambiente monitoreado y desarrollado con los debidos protocolos fitosanitarios, no es tan fácil que la maleza encuentre lugar, por lo que identificar a tiempo el tipo de parásito, hongo o cepa, es fundamental.

Para los climas húmedos es recomendable tener en cuenta el oídio, una especie de terciopelo blanco que, si se extiende, evita la fotosíntesis y provoca la caída prematura de las hojas. Este tipo de hongo se puede tratar con azufre.

LOS CONTRASTES

  • Herberth GómezSubgerente de Protección Vegetal del ICA

    “En las zonas de mayor desarrollo agrícola se prevé mayor presencia de plagas y enfermedades que en zonas donde no hay cultivos de manera continua”.

Otra seta común es la roya, la cual aparece como bultos de color pardo que se van oscureciendo hasta que la hoja cae. Este puede aparecer si a la planta le falta riego y la única solución efectiva es cortar las hojas afectadas para evitar que el hongo se propague, aun así, la desinfección de la planta puede ayudar si se hace apenas el hongo invade el vegetal.

En los climas cálidos predominan los insectos. La mosca blanca, un organismo tan pequeño que es difícil ver a simple vista, se alimenta de plantas y proviene de semillas de un fruto dañado o enfermo. En el mercado hay una amplia variedad de insecticidas para erradicarla totalmente.

La cochinilla capulina también es famosa en bajas altitudes por comerse los frutos dulces de los cultivos, especialmente la guayaba. Este animal es fácil de identificar, pues hace huecos en la fruta. Debe tener en cuenta que, una vez identificada, se hace necesario alejar la planta invadida de las demás y fumigar el cultivo, además de tomar medidas preventivas y una revisión constante de cada siembra.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.