Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Docentes investigadores y estudiantes de La Universidad de La Salle diseñaron una vivienda rural armable con piezas, la cual permite combinar módulos para construir numerosos modelos de vivienda acorde a las difíciles condiciones del campo colombiano.

Según explicó Carlos Nader, director del proyecto de grado y docente investigador de la Universidad de La Salle, “eso significa que mediante distintas disposiciones de los módulos que conforman el sistema se puede lograr un lugar más alto, más ancho, más angosto, más liviano, en general, múltiples opciones para lograr techo y abrigo de forma flexible según el terreno y las necesidades de los habitantes”.

El nombre académico del proyecto es Sistema Habitacional emergente adaptable a zonas no interconectadas y una de las principales ventajas de esta creación 100% Lasallista es que está pensada para adaptarse a distintas necesidades de hospedaje.

Los módulos pueden moverse y quitarse de acuerdo a las necesidades del usuario de la vivienda. La figura exterior es un triángulo que es una de las configuraciones estructurales más resistentes que existen.

“Para la Universidad de La Salle siempre ha sido una prioridad trabajar a favor del desarrollo rural y hacer aportes concretos a la calidad de vida de la gente, por eso, nuestro sistema, no se limita a una opción de vivienda, realmente puede adaptarse a diversas necesidades, de forma que también puede ser un modelo de cabañas para promover el turismo de naturaleza, una solución de aulas de clase en lugares alejados, una gran ciudadela ecológica donde cientos de familias uniendo fichas quedarían intercomunicadas dentro de sus viviendas. Las opciones pueden ser muchas”, dijo Nader.

Por su parte, Alex Pérez, director del programa de Arquitectura de la Universidad de La Salle, manifestó que, “dar solución a las necesidades básicas de vivienda en zonas rurales es una semilla para que muchas cosas empiecen a cambiar, como volver a trabajar la tierra ayudando a que la gente se apropie de las lógicas productivas como motor de desarrollo”.

Vale destacar que, este proyecto de grado de Laura Díaz y Ana María Jiménez, estudiantes del programa de Arquitectura de la Universidad de La Salle y dirigido por el docente Carlos Nader, pasó de las maquetas y el laboratorio a ser el hogar de una familia campesina ubicada en las montañas de Nare a 73.4 km de San José del Guaviare.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.