Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En el sector de la producción acuícola se puede presentar mortalidad de los animales en el estanque durante su siembra y crecimiento. Esto se puede dar por malas prácticas de manejo, factor que en Colombia implica un índice de mortalidad de entre 20% y 30%. También se puede dar por afectación de patologías y virus, lo cual puede generar una mortalidad de, incluso, más de 70%.

Para minimizar la problemática, es importante enfocarse en mejorar primeramente el manejo que implican aspectos como la calidad de agua y las densidades de siembra. También se debe mejorar la infraestructura para el manejo según la especie, y finalmente, trabajar por un mejor estatus sanitario de la granja (problemas, bacterianos y algo de genética).

"A nivel nacional no estamos manejando la mejor genética. Algunas empresas han tenido la posibilidad de mejorar y refrescar su genética, y, por ende, mejorar los índices de supervivencia en la producción, pero ellos son una minoría del sector. La realidad es que en Colombia tenemos una problemática de endogamia, lo cual hace que los animales sean débiles y susceptibles a cualquier tipo de estrés que se genere en la granja", explicó Óscar Dumar, profesional en acuicultura.

Otra problemática que puede aumentar las pérdidas económicas en la producción acuícola es la alta densidad de siembra. "Los productores suelen llevar al límite el sistema de producción en sus granjas, así los predisponen a un nivel de estrés por altas densidades o capacidad de carga", dijo. El mal manejo de las condiciones y parámetros del estanque también genera afectaciones en los peces, generando mortalidad de entre 20% y 30% de la producción.

"Es un problema significativo no mantener los parámetros correctos. También es importante considerar la falta de movimiento del agua (recirculación), y manejar una profundidad del estanque que nos permitan manejar temperaturas más bajas", comentó.

Teniendo esto en cuenta, para obtener mejores tasas de supervivencia durante la producción, se debe bajar densidades y mantener buenas condiciones de agua y temperatura en el estanque. "La calidad de agua de la granja debe de estar dentro del rango de cada uno de los parámetros de la especie de cultivo", aseveró. Cabe resaltar que, la temperatura debe estar entre los 28 y 30 grados centígrados y en cuanto a la oxigenación, mínimo debe haber unos 3,5 miligramos de oxígeno, tanto en la fase de pre cría, como de engorde.

El experto también comentó que existe mortalidad por patologías propiamente dichas; es decir, por bacterias o virus. De no tratarse esta problemática, se puede alcanzar tasas de mortalidad mayores a 70%. Para este ámbito se deben de implementar medidas de bioseguridad y limpieza estrictas, evitando que haya llegada de material genético entre granjas. El virus de la tilapia de lago es una de las patologías a considerar en el contexto nacional, pues pueden ocasionar grandes pérdidas en la acuicultura.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.