Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En el Conversatorio "Colombia y sus Parques Nacionales Naturales: diversidad y territorios para la paz", realizado en la Universidad de los Andes, se presentó el balance del estado de los parques naturales colombianos, su importancia para la biodiversidad y recomendaciones para mejorar su gestión.

Se destacaron cifras sobre fenómenos como los puntos de calor, la deforestación, los cultivos de uso ilícito, la ganadería y la minería de aluvión. Los resultados mostraron datos sobre 59 de los 60 parques Nacionales Naturales del país.

Al espacio asistieron algunos representantes del gobierno y académicos, quienes destacaron los resultados allí presentados. Según la viceministra de Ambiente, Sandra Vilardy, es valiosa la alianza que se generó entre diversos actores para poder tener un balance de la biodiversidad de los parques.

"Esta iniciativa es absolutamente inédita. No hay un país que tenga una capacidad de alianza de actores tan influyentes para poder generar información de manera mucho más cercana para la gente", dijo.

Para Manuel Rodríguez Becerra, profesor emérito de la Universidad de los Andes y primer ministro de Ambiente en Colombia, con la presentación del informe se debe continuar hacia la realización de talleres y foros para difundir el balance y generar políticas por medio de este.

Según el documento, si bien el establecimiento de los parques nacionales contribuye a reducir la deforestación, no logran contener toda la pérdida de bosque.

"Entre 2017 y 2020 en el sistema de parques se deforestaron 68.481 hectáreas de bosque, 75 % de las cuales se perdieron en cinco parques; Tinigua, Sierra de la Macarena, Chiribiquete, Paramillo y La Paya, lo que representó 11% del total nacional de deforestación", se lee en el informe.

Otro indicador a resaltar es el relacionado con las aves migratorias. De las 125 especies boreales registradas en Colombia, 88 encuentran sitios de descanso y alimentación en los parques nacionales. Respecto a la ganadería, se reportó que entre 2018 y 2020 aumentó 10% la actividad en los municipios donde hay sistemas de parques.

En cuanto a los cultivos de uso ilícito, se registró que hubo un aumento de 21% respecto a años anteriores. Los más afectados por esta problemática son Catatumbo, Munchique, La Paya, Farallones, Sanquianga y Chiribiquete.

Además del estado actual de la biodiversidad, en el conversatorio se trató sobre la situación del equipo humano encargado de proteger los parques. El director de Parques Nacionales Luisz Olmedo Martínez, llamó la atención sobre esto pues afirmó que 86% de los guardaparques han sido amenazados.

Respecto al presupuesto para la defensa de los parques, cabe resaltar que entre 2020 y 2021 el monto asignado se incrementó en aproximadamente $6.000 millones. Sin embargo, estos recursos aun no cubren las necesidades de estos sistemas.

La entidad "está lejos de invertir los recursos financieros adecuados para suplir las necesidades del sistema”, se afirmó en el informe. La planta de funcionarios del Sistema de Parques Nacionales Naturales se ha reducido en 6% frente a los últimos cuatro años. En el 2021 hay un funcionario de planta para cada 55.000 hectáreas.

La alianza de difusión de información Parques Nacionales Cómo Vamos nació en 2018 a partir de una iniciativa de la Fundación Santo Domingo y la Universidad de los Andes, WWF Colombia, la Fundación Corona, Alisos, WCS, Ministerio de Justicia, la Fundación Natura Y la Pontificia Universidad Javeriana.

Con este informe se buscó "hacer un llamado al gobierno nacional para incrementar los esfuerzos en la gestión del conocimiento de los recursos naturales que albergan los parques para, así mismo, lograr una mejor gestión", señaló el comunicado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.