Agricultura

Fenalce alerta por la importación masiva del maíz y la soya que baja la productividad

El país cuenta con alrededor de 16,1 millones de hectáreas aptas para el cultivo de maíz comercial y para sustituir las importaciones se requiere menos de 1 millón de hectáreas
Por:
Daniella P. Rodríguez
28 de mayo de 2024
Cultivo de maíz, Bloomberg.
Cultivo de maíz, Bloomberg.

Las importaciones de maíz amenazan su productividad en Colombia. Según los cálculos de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, Leguminosas y Soya, Fenalce, en el primer semestre de 2024 hubo una reducción de áreas sembradas del 24% en maíz amarillo tecnificado, 35% en maíz blanco tecnificado y 16% en soya, en comparación con el mismo periodo de 2023.

Sobre este escenario, la entidad solicita al Gobierno nacional que se brinden alternativas para los productores de maíz y soya, afectados por la importación masiva de estos productos y reitera la necesidad de incentivos que promuevan la siembra y la comercialización de estos productos.

A través de una carta radicada en el Ministerio de Agricultura, dirigida por el gerente general de Fenalce, Henry Vanegas Angarita a la ministra Jhenifer Mojica Flórez, la agremiación solicitó apoyos para fortalecer e incentivar la producción de maíz y soya en el país.

Sustitución de las importaciones

El país cuenta con alrededor de 16,1 millones de hectáreas aptas para el cultivo de maíz comercial y para sustituir las importaciones se requiere menos de 1 millón de hectáreas. Entre tanto, para la soya, se cuenta con un área apta de 10.9 millones de hectáreas y para sustituir importaciones de la leguminosa se requiere únicamente de 1,1 millones de hectáreas.

Al respecto, este miércoles 29 de mayo en la Comisión Quinta del Senado de la República, se llevará a cabo un debate de control político en el que se abordará la crisis que están viviendo los productores maiceros, al cual está citada la cartera de Agricultura y del que participará Fenalce.

El directivo alude a los altos estándares que necesita el maíz importado. “No podemos traer al país maíces de inferior calidad al que producimos. Colombia debe controlar la calidad de las materias primas que se importan, hay que establecer qué grado de maíz es apto para consumo humano y qué otros grados son apropiados para el consumo animal, acorde con el Codex Alimentarius de la FAO”.

¿Por qué se ha deteriorado la situación de los productores?

La situación tanto para los productores de maíz como para los de soya se ha deteriorado en los últimos meses debido a varios factores. Entre estos: las consecuencias del Fenómeno El Niño y ahora se tendrán que superar los efectos del Fenómeno La Niña, la disminución en los precios internacionales, los altos costos de los combustibles y los diferentes problemas sanitarios, a lo cual se suma la disminución de los precios en la comercialización en el mercado interno, siendo esta última una de las principales dificultades.

El maíz pierde fuerza

En cuanto al maíz nacional, en los últimos años la producción ha venido perdiendo participación en el mercado interno. Colombia produce cerca de 1.8 millones de toneladas de maíz al año e importa 80% de sus requerimientos, es decir, 6,3 millones de toneladas, lo cual se destina principalmente a la fabricación de alimento balanceado para animales y producción de harina para arepas.

Respecto a la soya, Colombia produce anualmente alrededor de 200.000 toneladas e importa cerca de 485.000 toneladas, es decir, 71% de la demanda nacional, cuyo fin principal es la producción de alimento balanceado para animales.

Disminuye siembra de maíz y soya en Colombia

Cálculos realizados por Fenalce muestran que este año en el país hay una reducción significativa en siembra tanto en maíz tecnificado como en soya. Para el primer semestre de 2024 la reducción fue del 24% en áreas sembradas de maíz amarillo tecnificado, en comparación con igual periodo del 2023, pasando de 63.864 hectáreas a 48.567 hectáreas.

Meta y Casanare son los departamentos que registran la mayor reducción, la cual es superior a 50% de hectáreas sembradas.

Asimismo, en maíz blanco tecnificado hay una reducción del 35% de las áreas sembradas en el primer semestre de 2024, en comparación con el primer semestre de 2023. El Piedemonte Llanero y el Valle del Cauca son las zonas del país que presentan la mayor reducción de siembra, con 79% y 59% respectivamente.

Para el caso de la soya, hay una reducción del 16% de las hectáreas sembradas, donde el departamento de Casanare y Meta Altillanura presentan las mayores reducciones en áreas de siembra, con 29% y 16%, respectivamente.

¿Qué pide el sector?

● Un programa de apoyo al secamiento de maíz y soya, para acortar ciclos, romper la estacionalidad de cosechas y solventar el incremento en los costos de comercialización.

● Un programa especial de crédito para financiar la industrialización, los inventarios de maíz y soya almacenados en silo y silo bolsa.

● Apoyo del Ministerio de Agricultura con la implementación del Programa de Incentivo a la Cobertura de Precios y Tasa de Cambio.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura