Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con la participación de Francia como país invitado en la actual edición de Agroexpo, Gautier Mignot, embajador en Colombia, señaló que la experiencia y trabajo en los campos franceses podrían servir para el progreso del sector agropecuario nacional en un mediano plazo.

Y es que con una producción agrícola cercana al 20% de toda la Unión Europea, Francia se posiciona como la primera potencia en el continente, superando a Alemania (13,5%), Italia (12%) y España (11%), de acuerdo con datos del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia.

“No estamos hablando solamente del futuro del campo, sino del futuro de nuestras ciudades pues queremos traer innovación para contribuir a la modernización y a la tecnificación del sector agrícola colombiano”, indicó Mignot.

El aporte del país europeo, además de la tecnificación e innovación en ámbitos como la genética, se proyectaría en otras ramas como la cooperación en desarrollo sostenible a largo plazo donde son referentes a nivel global, asistencia técnica y agrícola y capacitación a productores para aumentar el rendimiento de cultivos y su rentabilidad. 

Uno de los éxitos y pilares de la agricultura francesa está representado en los subsidios directos que cubren más del 60% de ingresos de los productores agrícolas y que podrían ser estrategias aún por aplicarse con eficiencia en Colombia y en Latinoamérica en términos generales.

A pesar del modelo que representa Francia, uno de los principales problemas que afronta, al igual que otras naciones, es el recambio generacional pues menos del 10% de los agricultores locales son menores de 35 años. En Colombia, programas como Neo Urabá trabajan en esa línea de recambio laboral y podrían ser útiles para este país como guía a seguir. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.