Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Así como los cafeteros están diciendo que volvieron a ser relevantes para la economía por su cosecha histórica de $9 billones, todo el sector rural fue un ejemplo de fortaleza en medio de la crisis.

Por eso, Rodolfo Zea, ministro de Agricultura, recordó que, el campo deja buenos números de cierre de año como una mejora en la balanza comercial; la meta de crecimiento del sector arriba de 2% y de 3,5% en 2021; propuestas de medidas antidumping para la papa importada; aumento en la inversión al sector, y las negociaciones sólidas para varios productos como la carne, que están listas para entrar a mercados clave como China y Estados Unidos.

¿Con qué cifras el campo está apoyando la recuperación general de la economía?
Las empresas del agro llegan más fuertes para 2021. Al principio de la pandemia no era fácil decirle al sector que siguiera produciendo, hay riesgos que tenían que ver con salud y vida de personas. Pero el agro se movió y hemos mantenido un crecimiento de 2,8% hasta septiembre. En temas de empleo aquí hubo oportunidades que no solo puso el café, sino varias categorías, la agricultura y la pesca han aportado con más de 300.000 ocupados. Creemos que a final de año deberíamos estar en un repunte encima de 2%, generando puestos de trabajo, con récord de exportaciones agropecuarias.

Si se logra la meta de 2020, ¿cuál debería ser el crecimiento en 2021?
Es difícil hacer proyecciones en medio del covid, puede haber rebrotes, y no sabemos qué decisiones serán necesarias, pero seríamos cómodos en 2021 con coletazo de la pandemia, en 3,5%.

¿Ese mayor dinamismo en las exportaciones lo deja cómodo con la balanza comercial de la agricultura?
En el tema de comercio exterior hemos avanzado en esa senda de diversificar nuestras exportaciones agropecuarias. Hoy se concentra en tema mineroenergético pero vamos dando pasos correctos. Por ejemplo, las exportaciones no tradicionales en las que el agro es protagonista a septiembre fueron US$5.713 millones, casi 4% más que en 2019; mientras que las importaciones que a ese mes fueron de US$10.846 millones, se redujeron 1,1% anual.

Esa balanza depende de nuevos mercados. ¿Qué aperturas de países se vienen para productos locales el próximo año?
El mercado asiático, desafortunadamente fue frenado por las visitas presenciales que hacen los inspectores sanitarios y fitosanitarios, está pendiente carne para China, abrimos Chile, estamos en proceso de Perú, Indonesia, trabajamos con Corea y reabrimos Rusia. Tenemos en carne un sueño que es exportar a Estados Unidos. Para el país sería importante. Esas grandes ligas de calidad, no creo que sea 2021. Por ahora, el próximo sí debe ser China, y EE.UU. en 2022.

Caso contrario pasa con las importaciones. Por estos días se hizo tendencia la crisis de la papa y muchos piden más aranceles para la congelada que viene de Europa. ¿Además de incentivos, ya estudian nuevas medidas?
Sí. Es algo en lo que justo ya se está trabajando. Le pedimos al Mincomercio que se ajusten los aranceles, que suban, lo buscamos para defendernos de un producto con subsidios importantes. Así se pidió en lo que presentó Fedepapa, y acompañados por parte de nosotros, hay aranceles que son diferenciales, pero podrían estar arriba entre 25% y 30%. En este momento está una franja según el caso, entre 8% y 20%.

Del lado de números, ¿en qué va el proyecto de Ley que busca alivios financieros a los afectados no solo en 2020 sino desde atrás?
Este proyecto de ley se debe explicar. “Don Pacho” tomó un crédito en el año 2018, 2017 o en 2019, y por causa de situaciones de ese momento como una helada, un verano fuerte, inundaciones, enfermedad en sus cultivos, o tuvo problemas de comercialización y se atrasó en su crédito ante el Banco Agrario. Entonces entró en mora al 30 de junio de este año, y ahora va a tener la posibilidad, gracias esta ley que el Congreso nos apoyará, de hacer ajustes a esa deuda o intereses. Queremos que esa situación del pasado pueda ser normalizada, y puedan tener acceso a nuevos créditos de Finagro o a los que tienen subsidios del Gobierno.

Durante la discusión del presupuesto hubo reparos, ¿finalmente cuánto se invertirá el próximo año y en qué se hará prioridad?
El presupuesto total será de $2,3 billones, un alza de 32% cuando pasó en 2020 de $1,7 billones. Ahora de ahí, el dinero que para inversión finalmente quedó en $1,6 billones, una subida de 44% anual luego de venir de $1,6 billones.

¿Entonces no habrá recorte de programas?
Queremos fortalecer. Seguiremos con ‘Alianzas productivas’, ‘El Campo Emprende’ y mejoras en agencias.

Empezó el sello ‘Consuma lo Nuestro’
El ministro Zea acabó de formalizar el sello ‘Consuma lo Nuestro. Sabor de Colombia’, una iniciativa con la que en cada una de las sedes del Éxito, Alkosto, Macro, Olímpica y otros hipermercados regionales destacarán productos que fueron producidos por campesinos locales, quienes, además, lo hicieron bajo el esquema de agricultura por contrato que pretende para el próximo año llegar a más de 230.000 inscritos. Este mecanismo que quiere eliminar la intermediación en las negociaciones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.