Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ante la rápida propagación de la nueva variante de covid-19, volvieron a surgir los temores por las consecuencias que pudiera causar en la ya afectada cadena de suministros, lo que impacta directamente al sector agrícola en el mundo.

Sin embargo, el informe trimestral de Knowledge Exchange, el programa de investigación del proveedor de créditos rurales estadounidense CoBank, dice que el sector agrícola ya estaba preparado para los retos que traía consigo la variante Ómicron.

De acuerdo con el estudio, aunque los impactos para los alimentos y la agricultura variarán significativamente según el producto, la mayor parte del sector agrícola se enfrenta a las interrupciones desde una posición de fortaleza de precios y vaticina que el aumento de los contagios alcanzará su punto máximo finalizando enero y luego caerán tan rápido como subieron.

“Hasta que disminuyan, el mayor riesgo económico serán los millones de personas que se enferman y obstaculizan las cadenas de suministro ya asediadas. Los impactos para la alimentación y la agricultura variarán, pero sabemos que los procesadores, las tiendas de comestibles y los restaurantes tendrán dificultades para mantener las operaciones funcionando con normalidad”, dice el informe.

LOS CONTRASTES

  • Dan KowalskiVicepresidente de Knowledge Exchange

    “Los riesgos económicos de las nuevas variantes de covid de alto impacto permanecerán durante todo 2022, pero hay que encontrar una manera de vivir más con él”.

  • Edward MoyaAnalista senior de mercados en Oanda

    “La reactivación está impulsada, en mayor medida, por factores exógenos (precios de materias primas) que por la capacidad de expandir volumen”.

Agrega que los precios de los contratos futuros del maíz y la soja se cotizaron al alza en el cuarto trimestre del año pasado y alcanzaron máximos de seis meses a fines de diciembre.

Los precios internacionales del trigo se comportaron de una manera diferente, según el informe de CoBank. Dice que aunque los futuros del trigo para entrega en marzo de 2022 subieron levemente en el último trimestre, los contratos cayeron a fines de diciembre por a la toma de ganancias de los operadores del mercado y concluyó con carrera alcista de seis meses impulsada por la sequía en varias partes del mundo y el aumento de la demanda mundial.

“Los riesgos económicos de las nuevas variantes de coronavirus de alto impacto permanecerán durante todo 2022. Pero las personas están haciendo cada vez más las paces con la idea de que el virus, de alguna forma, estará con nosotros durante meses, si no años, y debemos encontrar una manera de vivir más normalmente con él. Este cambio de mentalidad eliminará el riesgo de la economía hasta cierto punto”, dijo Dan Kowalski, vicepresidente de la división Knowledge Exchange.

Sin embargo, otros analistas dijeron que la propagación de Ómicron y sus efectos en la cadena de suministros podría generar una escasez de carne y huevos en Estados Unidos.

John Catsimatidis, CEO de la cadena de supermercados Gristedes, dijo a medios locales que los precios de los alimentos básicos están subiendo de manera sostenida en el país norteamericano.

“Ómicron está cobrando su precio en diferentes niveles de la cadena de suministro, ya sean los almacenes, los selectores, los conductores, los cargadores, y cuando se reportan enfermos, hay interrupciones en el sistema”, dijo Catsimatidis, y agregó que él espera que estas interrupciones duren seis semanas.

Según el informe de CoBank, a fines de diciembre, EE.UU. recuperó 84 % de los empleos perdidos desde que comenzó la pandemia, un déficit de 3,6 millones de trabajadores menos que a principios de 2020, lo que hace que la perspectiva de la cadena de suministro mejore por una mayor cantidad de trabajadores en almacenamiento y transporte.

Exportación en Latinoamérica subiría 10%

De acuerdo con estimaciones del analista senior de mercados de Oanda, Edward Moya, las importaciones y exportaciones crecerían 10% y 9% este año en la región, menos que el aumento estimado de 25% en 2021, en el marco de un menor crecimiento económico regional y global. “La recuperación ha seguido en 2021 por el alza de precios de productos básicos exportados; la mayor demanda de China, EE.UU. y UE y la mejoría económica del área. Es decir, la reactivación está impulsada por factores exógenos que por la capacidad de expandir volumen”, dijo Moya.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.