Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Durante la última semana han circulado bastantes imágenes en internet de los tradicionales yipaos, una exhibición de carros Jeep cargados con sacos de café, los cuales, en últimas, son la señal de la temporada alta de la cosecha del grano.

Hasta el momento, más de un millón de sacos de 125 kilogramos han sido cargados y se suman a la meta de entre 6 y 6,5 millones para el cierre de junio. Para cumplir este objetivo, hace dos meses se habló que se requerían de por lo menos 150.000 recolectores; y algunos propietarios de fincas tenían preocupación por las restricciones que generan los protocolos contra el covid-19.

Sin embargo, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (Fedecafé), entregó una nueva encuesta de estado del trabajo en finca. En esta el principal indicador es que hay una participación de la mano de obra requerida en más de 90% (ver gráfico). Además, se espera que al final de este mes, y la primera semana de junio, ya se llegue a esa cifra de 150.000 recolectores.
“Sé que ha habido problemas puntuales pero hasta el momento se viene recolectando bien la cosecha con la mano de obra local”, dijo el gerente de la Fedecafé, Roberto Vélez.

Precisamente, son pocos los municipios cafeteros que aún tienen dificultades con la coordinación de transportar la mano de obra desde un punto a otro. Por ejemplo, en algunas veredas de Tolima, cooperativas han reportado que necesitan mayor apoyo de la Gobernación del departamento para los permisos de movilidad en medio de la cuarentena.

“Lo que pasa es que como hay cierres entre municipios, y muchas de estas personas son informales, no tienen cómo identificarse para que las autoridades las reconozcan como cosechadores”, comentó María Gabriela Rueda, líder de la Coopcafelima.

Pero pese a esos pequeños problemas, los departamentos con mayor participación para la recolección de junio, como Cundinamarca o Norte de Santander, ya tienen precontratos de la mayoría del personal necesario.

En términos generales, el Ministerio de Agricultura está apoyando el transporte de los trabajadores que se están reportando a través de las juntas regionales de los cafeteros, para así también llevar un control de novedades.

“Entre las muchas soluciones que la Fedecafé ha ido implementando o gestionando se destacan la publicación del protocolo cafetero covid-19, apoyos para renovación de cafetales, eliminación del costo por retiro en efectivo con la cédula o tarjeta cafetera inteligente, apoyos y alivios crediticios, bolsa de empleo de recolectores o exención de IVA para máquinas derribadoras de café”, añadió Vélez, al referirse a las medidas que se están implementando por la pandemia; pues la temporada iría hasta comienzos de julio.

Alzas en los insumos, nueva preocupación
Esta semana se realizó una reunión de la Organización Internacional del Café y uno de los puntos que se trató es que en países como Brasil y algunos de Centro América se reportaron problemas de déficit de personal, precisamente por las restricciones que hay en movilidad por el covid-19, per también por la falta de controles del virus en zonas agrícolas. Colombia, dentro de su reporte, recordó que hace parte de los territorios que tienen control sobre este problema, pero alertó que los insumos crecieron más de 20% este año, afectando especialmente al pequeño caficultor.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.