Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

De los 7,2 millones de kilos de café que comercializa la Cooperativa Departamental Cafetera de Cundinamarca (Coodecafec), los cuales representan 30% de la producción total del departamento, 3,5 millones se pagaron con sobre precio el año pasado por tener un valor agregado. El gerente de la organización, Milton Pérez, le apunta a que en los próximos años por lo menos la mitad de la cosecha de los cafeteros cooperados sean especiales.

¿Hace cuánto se creo la cooperativa?
Nace en el año 2000, pero viene de la fusión de varias cooperativas más pequeñas de Cundinamarca que prácticamente está dividida en seis zonas cafeteras: Gualivá, Rionegro, Sumapaz, Tequendama, Oriente, Cambao. Inicialmente solo se agruparon las dos primeras hasta 2006, cuando se integran progresivamente las demás, entonces quedamos operando en toda la zona cafetera del departamento.

¿Cuánto café coloca en el departamento?
La cooperativa coloca entre 35% y 40% del café que produce el departamento que son unos 25 millones de kilos.

¿Cómo ha cambiado la actividad en estos años?
Hace 80 años Cundinamarca era uno de los pioneros en producción de café y área sembrada, pero por la cercanía con Bogotá fue cambiando la economía y el uso del suelo, así que las fincas se cambiaron por casas quintas y centros de turismo y la actividad se fue desplazando hacia las zonas más alejadas, donde el costo de la tierra es menor, tal como sucedió en el Viejo Caldas.

¿Cómo ayudan al productor?
Además de comercializar café tenemos otros servicios como venta de artículos para la canasta básica del productor (fertilizantes, agroquímicos), una red de supermercados y la torrefactora.

¿De qué manera se comercializa el producto?
A través de nuestra marca de café gourmet patentada hace unos 15 años ‘Highlans Coffe’. Este producto lo vendemos en Argentina, Chile, Rusia, entre otros. Estamos incursionando duro en ese negocio para darle un valor agregado al café. También aportamos desde el del procesamiento de cafés especiales que se negocian donde se pagan sobreprecios por la calidad.

Proceso de certificación internacional

Los cafeteros de Cundinamarca se comprometieron con la adopción de técnicas y normas de producción sostenibles que caracterizan a los cafés especiales, especialmente en los procesos de beneficio y secado. De acuerdo con el gerente de Coodecafes, “los mercados evolucionan, se van especializando y tiene uno que irse acomodando a eso”, es por eso que la Cooperativa viene haciendo de intermediaria entre cafeteros y exportadores privados que están interesados en negociar microlotes de alta calidad. “La Cooperativa viene en ese proceso de crecimiento desde esa unidad de negocio que nos garantiza tener un sobre precio”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.