Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El diario La República, en asocio con su publicación Agronegocios, dio a conocer la lista de 30 personas nominadas a la Distinción a los desarrolladores del agro 2022. Las tres categorías en las que estos candidatos competirán son Sembradores, Agroindustriales y Digiagro, y cada una de sus historias será contada nuevamente para los lectores.

Cabe recordar que, en la categoría Sembradores, el objetivo es reconocer a los emprendedores del agro, a esas ideas que surgen en un rincón apartado del país o desde una parcela de tierra pequeña. En Agroindustriales, la idea es exaltar a las grandes industrias y compañías que trabajan en el sector, generan empleo y dejan en alto el nombre de Colombia. Por último, en la categoría Digiagro, se destacarán las iniciativas de innovación y tecnología por ser disruptivas en los negocios agropecuarios.

Sembradores

El octavo lugar es para dos emprendedores del agro, Mario Falla Chico y Fermín Canal, quienes extrapolaron un caso de éxito del norte del Perú donde se siembra arándanos en condiciones semiáridas, las mismas que tiene Tello (Huila), en inmediaciones del Desierto de La Tatacoa.

Este emprendimiento nació hace dos años y medio, cuando se reunieron con un ingeniero agrónomo peruano quien les planteó la idea de sembrar en Tello, pues se parecía geográfica y climatológicamente a los pueblos del norte del vecino país, donde se siembran arándanos en grandes cantidades.

“Le seguimos la corriente y logramos 3.200 plantas de arándanos y en nuestro proceso de aprendizaje tuvimos una mortalidad de alrededor de 30%, calculo yo, y en ese momento esas son las que están en producción, hemos tenido buenos resultados y un óptimo desarrollo, y en este momento estamos creciendo y terminando de adecuar para sembrar casi dos hectáreas más”, explicó Mario Falla Chico.

En la actualidad ya adecuaron los cultivos y tienen el material biológico para 11.500 plantas más, para completar en total 15.000, equivalente a dos hectáreas que ya se encuentran sembradas.

Uno de los mayores retos de su negocio fue cambiar el "chip" en la mente de las personas, ya que “todo mundo dice que los arándanos son de zonas por encima de 1.200 metros sobre el nivel del mar en nuestro país, y toca cambiar ese paradigma y asumir un riesgo”, dijo.

Pero este cultivo también tiene grandes retos respecto a los tecnicismos, ya que se deben manejar con unos parámetros científicos establecidos y definidos y cumplir con el manejo agronómico. “Seguimos buscando en los entes gubernamentales apoyos financieros para la parte logística, el pago de asesores técnicos, y la infraestructura que se necesita para el desarrollo del proyecto”, comentó Fermín Canal.

Las condiciones climatológicas son importantes para el desarrollo de este emprendimiento, ya que cuentan con una radiación lumínica adecuada, terrenos franco arenosos, un buen drenaje, y con precipitaciones de 1.200 mililitros al año, que les obliga a tener unos sistemas de riego tecnificados.

“Nos dimos cuenta que en arándanos necesitamos unos deltas, ósea unas diferencias de temperatura entre el día y la noche. Hay condiciones indispensables como la acidez, materias orgánicas y de suplemento de unas necesidades nutricionales que se han venido trabajando. Tenemos que cambiar los paradigmas mentales que tenemos; aunque el cultivo está en clima caliente en estas condiciones se puede producir”, agregó Canal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.