Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Después de que La Corte Constitucional declarara como inconstitucional la pesca deportiva en el país, algunos sectores celebraron el hecho, mientras que otros se mostraron preocupados sobre el futuro de esta actividad y las repercusiones que puede traer a las zonas donde se realiza.

Según datos de la encuesta aplicada exploración inicial del estado del arte de servicios turísticos, en Vichada la principal oferta turística proviene de la pesca deportiva, actividad que genera empleo y fomenta el comercio en el aregión.

Carlos Martin Olarte Libreris, pescador miembro de la Mesa Consultiva para la Reglamentación de la pesca deportiva en Colombia, explicó que en zonas del país como Vichada se reciben por temporada entre 160 y 200 turistas dedicados a esta actividad y que la pesca deportiva o recreativa genera más de 14 empleos directos por campamento.

“En Vichada la principal oferta turística está basada en la pesca deportiva, entre las zonas de Vichada y Guainía se generan más de 14 empleos directos por campamento y actualmente existen más de 40 campamentos en esta región”, afirmó Olarte.

Un grupo de pescadores deportivos presentaron ante la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) unas conclusiones que ellos piensan podrían dar luces sobre el verdadero funcionamiento de la pesca deportiva y como esta se puede regular sin afectar la economía de ciertas zonas.

Entre las premisas presentadas se encuentra que, la pesca deportiva puede llegar a ser un promotor de ecoturismo muy interesante en la región insular de Colombia, en la medida que se logre entender las dinámicas sociales y culturales de sus habitantes e iniciar una buena gestión política y económica. La misma naturaleza de la actividad, es de carácter conservacionista, lo que convierte a la pesca deportiva en una cadena productiva de valor para las comunidades isleñas, costeras y continentales.

También comentaron que, la pesca deportiva se encuentra enmarcada en la ley 13 de 1990, lo que representa una desarticulación política y gubernamental frente a la misma constitución de 1991. Esto pone en evidencia la falta de cohesión entre las diferentes instituciones gubernamentales, investigativas, científicas y judiciales, entre otras; dando como resultado largos procesos en los tramites, desconocimiento de las competencias, responsabilidades y límites de las diferentes entidades, bajo flujo de información y gestión entre los organismos de control, judicial y autoridades que regulan las diferentes actividades de pesca en Colombia. El problema es estructural de fondo, y a la vez, una gran oportunidad para replantear el marco jurídico de la pesca deportiva.

La Aunap mencionó que tienen conocimiento que habrá zonas que estarán muy impactadas como La Orinoquía (Puerto Carreño, Inírida, puerto Gaitán, Arauca), la Amazonia (Caquetá), toda la costa del Choco , y algunas zonas del Caribe.

“Se afectarán la industria turística que venden paquetes a extranjeros para venir a pescar al país y muchos pescadores artesanales que son los guías y pilotos; igualmente muchos pescadores acampan en playas de ríos donde también hay personal que cocina y apoya, podemos decir que por cada pescador hay otra persona de escasos recursos de apoyo”, reconoció la autoridad.

Finalmente, la entidad también destacó que en la resolución de este año hay medidas de protección al pescado como buenas prácticas, algunas artes, especies protegidas, tallas mínimas y prohibición de algunos anzuelos que son más dañinos, con el fin de regular y mantener esta importante actividad turística en algunas zonas del país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.