Agricultura

Prevenir para proteger nuestro hogar

08 de septiembre de 2015
AN

Les confieso que me encanta hablar de temas que nos generen sentido de pertenencia y de orgullo patrio, de temas que nos den esperanza y que nos permitan construir un presente y futuro mejor. 

Pero el tema de hoy no es que me dé mucha alegría mencionarlo pero es de suma importancia, ya que en gran medida todo depende del manejo que le demos, mejor dicho, está en nuestras manos.

Hace unos días de regreso a Bogotá en horas de la noche, pude observar desde el avión un resplandor de color naranja el cual me llamo mucho la atención. Después de unos minutos de concentrarme para saber que era, con gran tristeza pude ver que era un incendio forestal; pero ahí no quedo todo.

Esta semana escuché en la radio que se encuentran 26 incendios forestales activos en el país, y lo preocupante es que el pronóstico del clima los favorece mucho, como lo podemos analizar en el último informe del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño - Ciifen-, del cual les transcribo algunos apartes: “Actualmente en el océano Pacífico tropical se está produciendo un episodio de El Niño fuerte y maduro. La mayoría de los modelos internacionales sobre la evolución probable del clima sugieren que el episodio de El Niño de 2015/2016 es probable que se intensifique todavía más, antes del final del año. Las previsiones de los modelos y las opiniones de los expertos sugieren que las temperaturas de la superficie del agua en las  partes central y oriental del Pacífico tropical aumenten 2°C por encima de lo normal, lo que podría hacer que se convirtiera en uno de los cuatro episodios más fuertes de El Niño desde 1950 (1972/1973, 1982/1983, 1997/1998). Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales y otros organismos seguirán vigilando las condiciones en el Pacífico tropical que puedan dar lugar a un nuevo episodio de El Niño y evaluarán sus efectos más probables a nivel local”.

Hay situaciones que no podemos manejar, como por ejemplo los fenómenos climáticos, pero en este caso si hay acciones que podemos llevar a cabo para evitar al máximo cualquier tipo de incendios, sobre todo los forestales teniendo en cuenta que ninguna zona está exenta que se presenten. Lo que sí está en nuestras manos es prevenirlos, pero ¿cómo se hace eso? Pues, teniendo en cuenta los siguientes consejos:

Lo primero que debemos evitar es cualquier tipo de quemas, ni al realizar las renovaciones de nuestro café, ni en potreros, ni rastrojos. Mejor dicho cero quemas, pues cualquier chispa o llama, por pequeña que sea, puede dar lugar a un desastre.

Ojo con arrojar fósforos, colillas, cigarrillos, papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible susceptible de originar un incendio. Lo mejor: no fumar en el campo.

Tener mucho cuidado con el manejo de la basura y/o desechos; deposítelos en sitos adecuados para ello. Una acción peligrosa seria amontonarlos junto a su vivienda y peor aún, quemarlos.

Para los que visitamos el sector rural, basura que llevemos, basura que  regresamos; recuerde que nosotros estamos de paso, pero la biodiversidad de la zona no puede quedar en riesgo.

 Si ve algún incendio proceda inmediatamente a avisar a las autoridades respectivas. Es que este planeta es nuestro hogar y nos corresponde a cada uno de nosotros protegerlo.

Las consecuencias de un incendio forestal son muy graves y a la naturaleza le toma un largo tiempo en recuperarse. De hecho, en muchas ocasiones jamás lo logra.  

Hay herramientas de prevención como las mediciones y las alertas tempranas que nos permiten pronosticar el clima y emprender acciones que nos benefician a todos.  

El planeta tierra es nuestro hogar, cuidémoslo!

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura