Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Regiones marcadas por el conflicto como los Llanos Orientales, Putumayo, Caquetá y Nariño, entre otras, serían un eje de desarrollo para aumentar la producción cafetera en más de cuatro millones de sacos y pasar de los 14,5 millones que la Federación Nacional de Cafeteros espera se produzcan a final de 2017, hasta 18 millones en los próximos años. 

Estas son las expectativas que de acuerdo con Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, se ha marcado el Gobierno para las próximas vigencias, con el propósito de potenciar de nuevo uno de los sectores más importantes y tradicionales de la agricultura colombiana. 

“Aumentando la producción de café, un cultivo que ya conocemos y del cual tenemos los canales de comercialización, no tenemos que inventarnos nada nuevo y podemos ayudar a resolver problemas de sustitución de cultivos ilícitos y de empleo de las personas que están buscando reincorporarse a la vida civil”, señaló Cárdenas.

En esta misión, también es importante la labor de las cooperativas que fortalecen el modelo asociativo caficultor y acompañan a los productores. 

En 2017, el costo de la cosecha será cercano a $8 billones, lo que representa un avance en comparación al comportamiento acumulado de los últimos años en las diferentes regiones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.