Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Si a lo anterior se suma el crecimiento de la cosecha de 19% en los primeros ocho meses del año ($3,4 billones) se tiene que este sector, que tradicionalmente ha impulsado la economía agrícola del país, vive hoy una recuperación en el comportamiento de sus indicadores.

Y es que esta tendencia también se ve reflejada en la producción de los últimos doce meses (septiembre 2013 - agosto 2014), cuando llegó a 12,1 millones de sacos, 26% más que en igual periodo anterior.

Los resultados de agosto, por ejemplo, con 1,2 millones de sacos de 60 kilos cosechados, no se veían desde hace ocho años siendo Colombia el mayor productor de café arábigo suave del mundo.

Por su parte, las exportaciones de grano, según cifras de Fedecafé, llegaron a 7,1 millones de sacos en lo corrido del año.

Pero no solo ha crecido el mercado externo. Las autoridades reportan un incremento en la demanda interna de café como resultado, principalmente, de la penetración de las tiendas especializadas en la bebida nacional que masificó el conocimiento y consumo de nuevas preparaciones.

Sin embargo, en total son 10.900 establecimientos los que ofrecen hoy el producto en alguna de sus múltiples presentaciones. En este escenario, en el que participan desde panaderías de barrio hasta restaurantes gourmet, se da una competencia que tiene como objetivo atraer el mayor número de clientes, especialmente, jóvenes.

De hecho, el gremio ha lanzado una estrategia para que los tenderos entren al negocio comercializando la bebida preparada, de esta forma se daría más participación a las tiendas de barrio que por sí solas son clave, pues a través de ellas se distribuye 60% del café que consumen los hogares.

Lo anterior incrementaría el consumo per cápita anual que es de 2 kilos mientras en países como Finlandia o Noruega supera los 10 kilos.

Los primeros beneficiados serían los 563.000 productores que se calcula se dedican a la actividad sin contar con los demás actores de la cadena.
El mismo carácter artesanal de la caficultura la posiciona como uno de los mayores generadores de empleo con 823.000 trabajos directos, lo que representa 33% de la ocupación agrícola.
También en casa

Las tiendas especializadas han tenido un efecto que ha revertido la tendencia de preparación en casa de presentaciones poco tradicionales como espresso o capuccino. Desde que la marca Juan Valdez introdujo el concepto de monodósis o pods, un nicho de consumidores antes inexistente, motivó a firmas como Lavassa y Nestlé a hacer lo propio.

“La monodósis suple la limitación de consumir café en el hogar, que es la calidad, pues hay que prepararlo bien y este método estandariza el proceso”, destaca Luis Fernando Samper, gerente de mercadeo de Fedecafé. En el mundo esta tendencia ha crecido a un ritmo de 26%, cinco veces más que toda la categoría. En el caso de Juan Valdez el negocio de pods el año pasado se incrementó en 16%.

“La gente está dispuesta a pagar más por un mejor café por lo que el grano de alta calidad tiene más campo para crecer”, dice Samper.

El hecho de que el mundo y también Colombia estén atravesando por una dinámica renovada donde se va más allá del café negro o tinto, le significó a los productores volver a caminar por la senda del crecimiento después de dos décadas. La coordinadora del programa Toma Café, Ana María Sierra, resalta que mientras la demanda total de café se incrementa en 2,7%, el nicho de cafés especiales y premium lo hace a un ritmo de 10% “y llevan tres años creciendo a dos dígitos”.

El producto ya tiene 3% de la participación de la venta total en kilos y 5,2% del comercio si se mira en pesos. “La entrada de nuevos jugadores en tiendas especializadas, el lanzamiento de nuevos métodos de preparación para el hogar y una creciente oferta de cafés especiales eleva la consideración por la bebida.

Este fenómeno de nicho también impacta positivamente un mercado más amplio pues genera aspiracionalidad e interés por aprender más sobre la cultura del café en el consumidor final”, aseguró Sierra.
Más de 180.000 cafeteros producen especiales

Cada uno de los departamentos del país tienen programas con cafés especiales. El gerente técnico de la Federación Nacional de Cafeteros, Carlos Armando Uribe, dijo que existen más de 180.000 caficultores en estas prácticas, algunos de ellos en el área de sostenibles, para conservar la biodiversidad y tener también un valor agregado en el producto. “A través de sombrío han logran conservar un medio ambiente puro , sostuvo Uribe.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.