Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una de las labores que determina en gran medida la productividad del sistema de producción del café es la renovación, manteniendo los árboles jóvenes y productivos. En parte del país se está terminando de recolectar la cosecha de café, momento oportuno pata hacer la renovación ya sea por los sistemas de zoca o siembra, teniendo en cuenta que para ambos sistemas es fundamental realizarlos en los momentos correctos de acuerdo al resultado de la investigación de Cenicafé.

El Boletín agrometeorológico cafetero número 33 de mayo de 2018 nos informa que desde la primera semana de abril se registra una condición neutra, que se mantendrá con una probabilidad entre 70% y 80%, para el segundo trimestre. Mejor dicho, el pronóstico del clima nos dice que el comportamiento del clima será normal, por lo que podemos hacer las labores correspondientes.

Más agronomía más productividad se refiere a hacer las labores de manera correcta, oportuna y eficiente. Las familias caficultoras contamos con Cenicafé, que para el caso de la renovación de los cafetales nos recomienda estas actividades:

Renovación por siembra

Normalmente esta época se presenta después de pasada la cosecha principal y al inicio de las lluvias. Para consultar la época recomendada para la siembra de café en su región usted puede consultar el Avance Técnico de Cenicafé número 465 o consultar a su extensionista. También debemos planear la construcción del germinador, la adquisición de la semilla certificada, el llenado de bolsas, etc. tener un colino de origen conocido y de calidad en el momento recomendado.

Renovación por zoca

En las zonas del país donde la cosecha principal sea en el primer semestre, la renovación no debe pasarse de septiembre. Se debe hacer en época seca o de verano para minimizar los riesgos de infección por hongos, protegiendo el corte con la aplicación de fungicidas y cicatrizantes inmediatamente después de realizada la labor, para prevenir la infección por llaga macana y con ella pérdida de árboles.

En relación con el manejo de la broca tenemos las siguientes recomendaciones:

Cosecha Sanitaria

Por ningún motivo deje de hacer esta labor, la cual consiste en recolectar o raspar todos los frutos que estén en el lote a renovar antes de realizar el desrame. Cenicafé recomienda utilizar guantes de carnaza pues así se puede retirar cerca de 92% de los frutos del lote y que la labor sea más eficiente.

El café recolectado se debe tratar, si no lo hacemos esto puede contribuir al escape y retorno de brocas adultas al lote. La solarización consiste en secar y/o exponer a altas temperaturas el café recolectado en silos mecánicos o marquesinas al sol, con el fin de reducir las poblaciones de broca que están dentro de los frutos.

Para alcanzar las mejores productividades posibles en el cultivo del café en necesario implementar más agronomía, más productividad y esto es aplicar las recomendaciones que hacemos los extensionistas basados en la investigación de Cenicafé en el momento oportuno, de acuerdo a las condiciones de cada región, a cada sistema de producción. El éxito depende de hacer las prácticas y recomendaciones en los momentos indicados de manera eficiente.

En este momento me estoy tomando un espectacular café que me obsequió una familia caficultora del departamento de Nariño, es quizás uno de los cafés que más me ha gustado, que café tan exquisito, definitivamente de altísima calidad.

Pero esto me hace concluir que todo el negocio cafetero nace desde cada empresa cafetera y es allí donde debe ser productiva y rentable, es por esta razón que insistimos tanto en el tema de hacer agronomía a nuestro cultivo, de hacer las labores de manera eficiente y oportuna respaldadas con la investigación de Cenicafé y el acompañamiento de su servicio de extensión.