Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con el pie derecho comenzará la industria salmonera el 2019. A semanas de cerrar este ejercicio, sus actores sacan cuentas alegres producto de tasas de crecimiento sobresalientes respecto de otros años, lo que ha ido aparejado de una mejora en los precios.

Según información de DataSalmon US Index, durante el año los precios de Chile versus Noruega en Estados Unidos han comenzado a equipararse, situándose en las últimas semanas en torno a los US$5,5 la libra.

Arturo Clement, presidente de SalmonChile, afirma que “en las últimas cuatro semanas el precio noruego ha estado en niveles muy similares al chileno, lo que no ocurría hace bastante tiempo. Esto pasa porque el precio noruego ha caído bastante, pero el chileno se ha mantenido en Estados Unidos”.

Eso sí, señala que “recientemente se ha notado una recuperación del precio en Noruega, pero Chile, con la demanda actual, también puede aumentar un poco los precios”.

¿Qué ha impulsado a Chile en esta carrera? Clement sostiene que durante los últimos años la industria ha perfeccionado sus prácticas productivas, a la vez que ha reducido el uso de medicamentos y los niveles de mortalidad. Esto último ha sido clave.

“Hemos ido controlando bacterias como las SRS, que está en Chile y otros países salmoneros, y por la que ocupamos antibióticos. Hemos logrado controlarlo, se han ido desarrollando vacunas de la mano de mejores prácticas productivas y eso nos ha ayudado. Hoy, la mortalidad de los noruegos es más alta que en Chile”, asegura el timonel del gremio.

En lo que respecta a la calidad, subraya que el salmón chileno ha ido aumentando su tamaño: “Casi todo este 2018, el peso promedio del salmón chileno ha estado sobre los 5 kilos y eso no es usual. Chile tenía un peso promedio de 4,2 kilos, y este año ha sido particularmente bueno y se ha mantenido en un alto nivel”. También, agrega, “se ha acortado el ciclo de producción. Estos son dos efectos potentes”.

Chile en el ojo de Asia
Del otro lado del mundo, el buen panorama de la industria no pasa inadvertido. Operaciones como Legend-Australis así lo evidencian.

“Se sabe que las empresas asiáticas, especialmente chinas y japonesas, se están integrando a la alimentación. Anteriormente Mitsui invirtió en Multiexport y Mitsubishi en Cermaq (…) Creo que es buena la consolidación, es bueno desde el punto de vista de mercado, mejor planificación, y en términos sanitarios”, plantea.

También estima que la mayor concentración no debería afectar a actores más pequeños: “No creo que aquí vaya a haber un oligopolio”, comenta.

Añade que otro factor que ha llamado la atención en Asia es el estándar de calidad de todos los actores en el país en términos operativos.

“Hay de todo, hay empresas que tienen una fortaleza y otras que tienen otra. En general, es muy alto el nivel de las empresas”, resalta.

De todos modos, Clement dice que la industria aún tiene pendientes que resolver para segurar que se mantendrá este ritmo de crecimiento durante los próximos años.

Los principales: avanzar en la fusión y relocalización de concesiones, y la reactivación de la entrega de concesiones en Magallanes, actualmente la región de mayor proyección para la industria.

“Este año no creo que crezca mucho, pero hay varias empresas que están iniciando operaciones allá, Blumar y Multiexport, por ejemplo. La entrega de concesiones está parada hasta nuevo aviso. En el corto y mediano plazo eso no afecta, pero sí en el largo plazo deberíamos tener más espacio para producir”.

Eliminar los antibióticos
También está en el horizonte de la industria reducir aún más, o incluso eliminar, el uso de antibióticos definitivamente.

“Estamos trabajando para que en un plazo de ojalá diez años podamos salir de los antibióticos, utilizando bioterapéuticos o mejorando nuestras vacunas. De todos modos, para la salud humana, el consumo nuestro de antibiótico es súper bajo”, asegura Clement.

Marine Harvest contesta a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA)
Su primer hito marcó el proceso sancionatorio que lleva adelante la SMA contra Marine Harvest por la fuga de salmones que afectó sus instalaciones en Isla Huar a mediados de año: la noruega presentó finalmente sus descargos. En un extenso documento, desacredita los argumentos de la SMA y afirma haber recapturado incluso más del 10% que exige la ley para este tipo de eventos. Ello, gracias a la recaptura complementaria de pescadores artesanales, que quedó evidenciada por su gremio, Corepa. Además, consigna que no se ha acreditado el daño que provocaría la fuga. Incluso cita a la SMA, que señala que el impacto se podrá evidenciar “años después” de ocurrido el evento.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.