Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lo que empezó en el 2011 como una idea de negocio para un trabajo en la Universidad, rápidamente se convirtió en una empresa apícola de 45 colmenas que hoy atiende parte del mercado nacional y se comercializa bajo la marca sombrilla, miel de abejas Samán.

El producto con presencia en reconocidas reposterías, restaurantes y mercados orgánicos, ha ganado espacio entre los consumidores que se preocupan por una alimentación sana, según indica Mejía.

Y es que parte del éxito de miel de abejas Samán se debe a su pureza y escasa manipulación.

Mejía explica que la mayoría de la miel que se consigue hoy en el mercado, es homogenizada por grandes comercializadoras que compran diversas mieles y para que tenga siempre el mismo color y sabor la someten a procesos de aumentos de temperatura y mezclado que alteran las propiedades de la miel, convirtiéndola solo en un endulzante.

Diferente a lo que ocurre con Samán, producto que conserva las propiedades organolépticas de la miel. “Nosotros conservamos la miel tal cual se extrae de la colmena, llevándole al consumidor no solo un endulzante sano, si no un gran alimento, fuente de vitaminas, aminoácidos, minerales y antioxidantes”, afirma Mejía.

Para los socios- que ya suman cuatro- agregarle a su negocio factores diferenciadores frente a los otros productos que se ofrecen en el mercado ha sido la tarea constante.

Las innovaciones van desde la forma de producción, el empaque, hasta las estrategias de mercadeo. Por un lado para la producción están utilizando maquinaria de cosecha y envasado de la miel cada vez es más avanzada, con herramientas automatizadas y de gran exactitud.

El componente social que hay detrás de esto, es que esta tecnificación y capacitación ha sido trasladada a campesinos antioqueños con los cuáles Samán tiene una alianza desde hace un año.

Respecto a la metodología de mercadeo, aunque la firma mantiene la línea tradicional de venta, la interacción constante con las tecnologías les ha permitido innovar con un mercadeo mucho más moderno a través de la presencia en las redes sociales.

Bajo estas estrategias, Samán presenta proyecciones de crecimiento bastante ambiciosas. Pero esto tiene una razón de peso y es que por la diversidad y cantidad de flora que hay en el territorio nacional, el país es un productor por excelencia de miel. No obstante el negocio está aún muy incipiente y por tanto el mercado está por explotar. De hecho la producción local no abastece el mercado interno. El consumo per cápita de miel de abejas en el país es de 100 gramos año.

Colombia produce 2.000 toneladas de miel al año
Según un informe de la Cadena Productiva de las Abejas y la Apicultura (Cpaa), en el país se producen 2.000 toneladas de miel al año. De las abejas colombianas se produce principalmente miel, polen y propóleos. Una escala más abajo se encuentran la jalea real, la apitoxina y la miel de abejas sin aguijón o miel angelita.

De acuerdo con Emilio Mejía, fundador de miel de abejas Samán, la apicultura es una actividad clave en el mundo, no solo por la producción miel, sino por su aporte ambiental y productivo en el sector agrícola, pues más de 40% de lo que se consume es polinizado por estos animales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.