Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ya se avecina una de los momentos más esperados del año para el sector floricultor colombiano: San Valentín, fecha en la que la industria de las flores tiene su mejor temporada del año.

San Valentín es una fecha especial para los enamorados, sobre todo, los de otros países que es en dónde oficialmente se celebra. Dado eso, Colombia sabe muy bien como aprovechar esa demanda mundial con la exportación de flores locales a destinos insignias como Estados Unidos, Japón, Inglaterra, Holanda, España, Rusia, Polonia, y Chile. En total, Colombia exporta flores a más de 100 países.

En este 2022 se espera que el sector floricultor comercialice en el exterior 650 millones de tallos. Ante esta dinámica, serán cerca de 150.000 los trabajadores de las áreas rurales del país que se beneficien y alrededor de 20.000 nuevos empleos. Un buen dato, es que de estos empleos, aproximadamente 65% son mujeres cabezas de hogar, lo cual genera que sea un sector altamente beneficioso para la economía de género.

“Este sector tiene la capacidad y tecnología para que nuestras flores lleguen de manera exitosa a los mercados internacionales. Las labores que venimos realizando, junto con el gremio y el ICA, permitirán el flujo de carga para enviar principalmente a Estados Unidos y a otras naciones los 650 millones de tallos, cifra que representa 15% de las exportaciones totales del año”, señaló el ministro de Agricultura Rodolfo Zea Navarro.

Se espera que las flores que se exporten sean las más de cerca de 400 especies y follajes de corte registrados entre los que se destacan hortensia, crisantemo, rosa, clavel, alstroemeria, ruscus, solidago, cocculus, girasol, Eryngium y coprosma Además, según la Dirección Técnica de Sanidad Vegetal del ICA, el país tiene un área cultivada en especies ornamentales con destino a la exportación de 8.871 hectáreas, principalmente en Antioquia, Cundinamarca y la zona occidente del país, sitios en los que la autoridad sanitaria nacional y el gremio de Asocolflores articulan acciones para garantizar cultivos sanos.

“La floricultura sigue siendo una de las más importantes fuentes de trabajo formal en el campo colombiano. A lo largo de la pandemia hemos realizado un esfuerzo inmenso que nos ha permitido conservar los 150 mil empleos directos e indirectos que esta actividad genera. Si a lo anterior sumamos que durante esta temporada de San Valentín se originan 20 mil empleos temporales -que también cumplen con todos los requisititos legales-, se demuestra el gran aporte y la estabilidad de este sector para la empleabilidad en el país”, aseguró Augusto Solano, presidente de Asocolflores.

Según información del Instituto Agropecuario Colombiano (ICA) en el país hay 2.155 predios registrados como exportador, con el objetivo de que la floricultura siga generando competitividad en el campo colombiano y se mantenga el estatus fitosanitario de las flores.

“Nuestros funcionarios están trabajando juiciosamente en la inspección de millones de tallos que ya están saliendo a los mercados internacionales. Es más, durante todo el año las diferentes áreas del Instituto realizan estricto seguimiento a los lugares de producción de flores y ramas de corte con actividades de inspección, vigilancia y control para mejorar el estatus fitosanitario de las flores y cumplir los requisitos de cada país”, explicó la gerente general del ICA, Deyanira Barrero León.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.