Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Gobierno espera que para el primer semestre del próximo año queden listos tres proyectos de ley que son clave para el desarrollo del sector agropecuario: el de innovación, que pasó a sanción presidencial; el de adecuación de tierras, en debate y el proyecto de ley de tierras, aún en consulta previa pero que se radicaría antes de que acabe esta legislatura.

El primer proyecto crearía el Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria y es una de las leyes que hacen parte de los acuerdos de paz del Gobierno con las Farc. Este beneficiaría en su mayoría a pequeños y medianos agricultores al tener respaldo del Estado para mejorar sus actividades agropecuarias de la mano de la ciencia y tecnología.

Luego de que el Congreso diera el aval al proyecto, el ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga expresó que “es la ley más importante de los últimos 30 años para los agricultores” y que parte en dos la historia de la asistencia técnica pues solamente 5% de los productores la reciben”.

El segundo punto, el proyecto de ley de adecuación de tierras en el país, busca reestructurar el suministro de agua en riego, pozos y buscar una mayor eficiencia en la producción agropecuaria. En su momento, el ex ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, dijo que “solamente 20% de todos los cultivos tienen acceso a un sistema de riego eficiente entre los agricultores nacionales”.

Por último, el reto del proyecto de ley de tierras, que está siendo sometido a consulta previa con comunidades, es que sea radicado por el Congreso antes de que termine este periodo legislativo ordinario. Esta iniciativa tiene por objetivo definir la formalización de la tenencia de la tierra, garantizando el derecho a la propiedad privada, y busca que esta sea explotada económicamente. Este proyecto fue acordado en La Habana.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.