Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

No es para más, Nueva Zelanda produce 3% de toda la leche del mundo (ocupa el octavo lugar), posicionándose como el mayor exportador de lácteos, lo que significa que alrededor de 37% de los productos de este tipo vienen del país oceánico.

Nueva Zelanda posee tecnología que permite que se ordeñen cerca de 400 vacas por hora y en el país hay 6,4 millones de cabezas de ganado lechero.

Sin embargo, entre los expertos se dice que se necesita un crecimiento de 70% en la producción mundial para alimentar la población a 2050 y aunque Nueva Zelanda ha estado exportando por más de 120 años (no solo leche sino 95% de la producción agrícola), el Gobierno admite que necesita ayuda externa para suplir las necesidades que requerirán los otros países.

En una entrevista con LR, Rhianon Berry, agregada comercial de Nueva Zelanda para la región aseguró: “con Sudamérica podemos producir alimentos de alta calidad y valor para los consumidores de Asia. Hay un requerimiento de productos que nuestro país ya no puede abastecer”.

Eso explica un poco que el territorio oceánico vea en Latinoamérica una oportunidad con la cual unirse, pues tiene un gran potencial agrícola. Tan solo Colombia puede convertirse en el transcurso de las próximas décadas en una potencia agroalimentaria.

En los próximos meses, la agencia económica de Nueva Zelanda abrirá oficina en Colombia para unir empresas neozelandesas y locales. Colombia está ante una muy buena oportunidad de aprender de las viejas experiencias.