Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con la reapertura mundial del turismo y de los restaurantes, los mejores chefs y hoteleros han puesto sus ojos en una fruta de América del Sur, con el objetivo de endulzar con un toque ácido sus postres y platillos, al mejor estilo de la mora y la frambuesa. La uchuva, propia de los Andes colombianos y peruanos, aporta hasta 25% de vitamina C.

Según información de ProColombia, esta fruta puede tener un rol protagónico en los próximos cinco años al hablar de exportaciones, con expertos que pronostican su llegada a US$100 millones. ¿El motivo del éxito? La movilización de comensales en todo el mundo hacia los restaurantes, uno de los sectores más movidos durante la reactivación.

Para lograr este objetivo será crucial una coordinación total entre el sector público y el privado. Actualmente, productores del país trabajan arduamente en darla a conocer, proceso en el que necesitan del apoyo de entidades gubernamentales como ProColombia y del Ministerio de Agricultura. Ya endulzados los clientes, el siguiente paso debería ser consolidar la siembra, con la ventaja de que en Colombia esta se puede sembrar todo el año.

En ese punto, el único modelo de negocio no debe ser exportar la materia prima, sino también procesarla con valor agregado, haciendo mermeladas, bebidas, batidos, entre otros productos.

Como alternativa al aguacate hass, la uchuva puede consolidarse en los mercados europeos, norteamericano y asiático. De acuerdo a ProColombia, los Países Bajos (68%), Reino Unido (8,1%) y Canadá (5,5%) son los principales destinos de las más de 8.200 toneladas de esta fruta que son exportadas por un valor superior a US$35 millones.

Esta oportunidad de crecimiento de mercado, así como todas a las que se enfrenta el agro colombiano con la reactivación del comercio mundial, pueden ser un punto de inflexión para ese gran impulso que necesita la industria.