Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Moralia, Tuluá, Valle, víctima del conflicto emerge como el ave Fénix a la luz del proceso de paz. Iniciativas orientadas al bien común le han puesto el alma. Reseño una que está aflorando con proyección de enormes dimensiones ambientales, humanas y sociales que ya dinamizan su economía.La Asociación Comunitaria Moralense de Turismo (Amoratur), impulsa allí el Turismo Rural Comunitario paralelamente con la economía agrícola, colocando en el centro a los actores locales para elevar su calidad de vida.

Acciones comunitarias y de cultura ciudadana funcionan con el concurso de todos, estudiantes, profesores, comerciantes, campesinos, hombres, mujeres que, unidos en una fuerza maravillosa cambian la cara de La Moralia.

El Turismo Rural Comunitario se desarrolla con familias, cooperativas, asociaciones, planificando, gestionando y cuidando los recursos naturales, culturales e históricos. Los beneficios se distribuyen entre la misma comunidad, conformando una modalidad equitativa.

Esta forma de gestión turística está surgiendo a nivel mundial con inusitada fuerza y dinamismo aunque es un concepto relativamente nuevo. África, Asia y América Latina están involucrándolo activamente, pero han requerido: de cultura asociativa: Cooperación entre pequeños o medianos empresarios rurales que, mediante su propia voluntad y sin perder autonomía administrativa e independencia jurídica, participan en un esfuerzo común con objetivos claros y perfectamente definidos. Propende por integración, mejoramiento continuo, inmersión en procesos de calidad, aplicación de prácticas amigables con el ambiente, elevando sus ingresos.

Organización: formalización y capacitación para gerenciar sus microempresas y obtener resultados que puedan ser monitoreados y evaluados.

Planificación: diagnóstico o caracterización, formulación de proyectos con planeación estratégica que contenga ideas del proceso, análisis del entorno, detección de necesidades, análisis de oportunidades y capacitación e implementación.

Se destaca la importancia del Turismo Rural, que ha contribuido a que pequeños poblados salgan del ostracismo económico, mediante la implementación de proyectos generadores de nuevos ingresos.

Ofrece “Experiencias turísticas planificadas e integradas sosteniblemente al medio rural” pero No sustituye las actividades que proporcionan la subsistencia sino que las diversifica y las integra.

Surge por iniciativa de la comunidad y el éxito se deriva de un proyecto serio, fundamentado en un buen diagnóstico, socializándolo ante potenciales aliados que puedan incorporar elementos que no estén presentes aún: alojamiento rural, casas de aldea, albergues, turismo infanto-juvenil, turismo ecológico, turismo cultural, turismo vivencial y de experiencias, rutas alimentarias, doselaje, senderismo, avistamiento de avifauna, insectarios o mariposarios, cabalgatas, cannopy, balsaje.

La naturaleza dotó a La Moralia de estupendos ecosistemas, formaciones geológicas, ríos, especies de flora y fauna que abren las puertas de par en par a un senderismo planeado y dirigido, simultáneo con las vivencias locales, gente maravillosa, comida típica, bebidas propias y dulces tradicionales.