Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carvajal Educación lanzó una línea de cuadernos y productos elaborados con el papel natural hecho de fibra virgen de caña de azúcar y libre de químicos blanqueadores. En comparación con la fabricación de una tonelada de papel blanco, en la elaboración del papel natural se consume 13,5% menos de energía, 8,4% menos de vapor y un 9,3% menos de agua.

“Desde hace unos años la tendencia mundial de la industria papelera está orientada a la conservación del medio ambiente”, adivirtió Giovanna Betancour Robles, gerente de mercadeo de Carvajal Educación.

El papel natural se origina con el bagazo, un residuo de la producción de la caña de azúcar, que en la anterioridad se desechaba y que ahora se usa como insumo. Este bagazo, o fibra virgen de caña, entra en un ciclo de lavado, limpieza y cocción para convertirlo en pulpa de papel, un producto natural sin químicos blanqueadores de impacto negativo con el medio ambiente. El resultado es un papel con un tono crema con un excelente desempeño y funcionalidad listo para ser usado en oficinas y casas contribuyendo a la sostenibilidad del planeta.

“En el mundo se fabrican al año 400 millones de toneladas de papeles para impresión, escritura y empaques. 98% de esta producción proviene de fuentes maderables y de procesos de reciclaje, solo 2% de pulpa de fibras alternativas y apenas 0,6% del bagazo de la caña. Nos encontramos dentro de esos 2% y 0.,6%. Desde nuestras plantas de producción en Yumbo, Valle del Cauca y Guachené, Cauca somos uno de los cuatro países que producimos papel a partir de bagazo de la caña de azúcar”, añadió Betancour Robles.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.