Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hace diez años el boom cauchero motivó a que cientos de productores se interesaran en uno de los árboles con mayor historia del país: el caucho.

El precio, para esa época era favorable, se pagaba el kilo a US$5. Los costos fueron descendiendo y hoy los mercados internacionales no pagan más de US$1,4 el kilo.

Aunque parece poco alentador el panorama, la Compañía Cauchera Colombiana desde 2013 busca convertirse en la intermediaria y comercializadora de caucho natural (Technically specified Rubber -TSR) más importante del país.

LOS CONTRASTES

  • Javier RicardoCoordinador de Producción

    “Vemos en el sector del caucho un gran potencial, además demanda mucha mano de obra. Nuestra planta puede triplicar sus exportaciones”

Adriana Arciniegas, gerente de la Compañía Cauchera Colombiana, recordó que en 2015 iniciaron las exportaciones “apenas fue un container”, lo que representó ventas por US$ 20.000. El año pasado, la empresa exportó alrededor de 420 toneladas de caucho, 40% de su producción total, a Chile, Perú y Malasia.

“Tenemos planes anuales de ventas con crecimientos de 25%” agregó la ejecutiva.

La planta de caucho fue construida en 2014 y los equipos para el procesamiento del producto fueron traídos desde Malasia, uno de los mayores productores mundiales del commodity. La inversión de los equipos se calcula en US$1,5 millones.

“La compañía se funda como el resultado de las necesidades del sector agroforestal cauchero, de esa idea de aprovechar el potencial de la región y de un intermediario entre los cultivadores y el sector industrial que pague precios justos”, afirmó Javier Ricardo, coordinador de Producción.

La planta de caucho de la compañía está ubicada de Cimitarra (Santander) y compra el coágulo de al menos 300 productores.

Para Arciniegas el reto del sector cauchero es incentivar a los productores pequeños para que empiecen a rayar el árbol pese a los precios bajos. “Se hace necesario el apoyo a los productores, quienes tienen enormes dificultades para acceder a los insumos y son duramente golpeados por el precio internacional”, afirmó Arciniegas.

Para la empresa, es importante contar con una cantidad suficiente de materia prima que le permita concretar los planes de venta y producción, por esta razón, brinda asistencia técnica los cultivadores y capacitación en mejoras de administración de la finca.

“Aún no se ha descubierto todo el potencial que tiene esta industria y su capacidad para generar empleo”, subrayó la gerente.

El cultivo de caucho se ha utilizado como alternativa de sustitución de cultivos y es de gran potencial en los programas de reforestación.

Se estima que en Colombia hay unas 56.000 hectáreas de cultivo, aunque se están implementando programas para aumentar la producción, esta aún no está entre las más robustas del país. Compañía Cauchera Colombiana agrupa a 112 socios.