Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Ministerio de Agricultura y el ICA con el fin de disminuir el impacto negativo que pueden generar las heladas que históricamente se presentan por esta época del año en el país por los cambios en la temperatura, entregaron recomendaciones a los productores agropecuarios para fortalecer la producción de alimentos en las fincas.

En cuanto al cultivo de maíz, que es altamente susceptible a sequía y a heladas, las entidades recomendaron que debe sembrarse en lotes bajos de las fincas o en aquellos con mayor facilidad de riego. Para disminuir pérdidas en la germinación se debe aumentar la cantidad de semilla por hectárea., sembrar semilla certificada y de variedades mejoradas. Para cultivos tradicionales se recomienda siembra a "chuzo".

Ante la helada y sequía, favorecer la humedad del suelo debe ser fundamental. Por ello, se debe vitar el sobrelaboreo del suelo optando por la labranza mínima o cero labranzas o arar con cincel, incorporar residuos vegetales o materia orgánica al suelo.

Minagricultura y el ICA señalaron que en sistema tradicional es factible considerar el asocio con otros cultivos, de acuerdo con análisis de suelo correspondientes y recomendaciones técnicas, hacer fertilización nitrogenada con base en úrea y sulfato de amonio.

Para controlar el ataque de tierreros y trozadores, según el Ministerio y el ICA, se recomienda el uso de cebos tóxicos para control de cogollero y el uso de granulados e insecticidas biológicos con base en "bacillusthuringiensis".

Con las hortalizas como frijol, arveja, cebolla, habichuela, repollo, zanahoria, remolacha se recomienda trasplantar en las últimas horas de la tarde.

Así mismo, las entidades establecieron que lo mejor es la utilización de riego en zonas donde sea posible a primeras horas de la mañana o finalizando la tarde con el fin de evitar la evaporación rápida del agua aplicada.

Otras de los puntos a tener en cuenta en el cuidado y cultivo de hortalizas es la utilización intensiva de materia orgánica, mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo, establecer huertas caseras por cuanto permite un mejor manejo de los semilleros y mejor aprovechamiento del agua y hacer labranza mínima.

Para conservar la humedad del suelo en los cultivos de papa se debe preparar el suelo con arado de chuzo o de cincel. Así mismo, incrementar el uso del abono orgánico. Mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo y procurar las siembras en ladera y en los lotes bajos de la finca o en aquellos con facilidad de aplicar riego, serán otros de los aspectos a tener en cuenta.

Finalmente en la ganadería, por disminución en el consumo de forrajes y el stress calórico e hídrico, se produce disminución en la producción de leche, carne y en la natalidad, por lo cual se recomiendan las siguientes acciones.

Primero, elija siempre construir pequeños diques en depresiones y hondonadas para recoger las pocas lluvias. Al igual, aloje cambuches o cobertizos para el sombrío del ganado en sabanas o praderas muy descubiertas, que eviten la deshidratación y daño en la piel de los bovinos. También utilice bloques multinutricionales.

Tanto el Ministerio de Agricultura como el ICA también recomiendan disminuir la carga animal por hectárea, haciendo una mejor redistribución de los animales por potrero o secando anticipadamente las vacas de baja producción.

Según estos, será fundamental establecer planes de suplementación nutricional con subproductos como: licor o afrecho de cervecería, vinaza, contenido ruminal (mataderos), tallo o vástagos de plátano, melaza, residuos de cosecha (zanahoria, remolacha, papa, plátano, banano, yuca, etc.), pulpas y cáscaras de frutas, henos, tamos tratados con amoníaco o úrea, torta de palmiste y subproductos de la industria de la yuca.

Una última recomendación en la ganadería, es una utilización de follajes de plantas arbóreas: por ejemplo acacia forrajera, botón de oro, sauco, “quiebra barrigo” o “nacedero” asociada a gramíneas, p.ej. kikuyo, suplementando con una ración que expresada en forraje verde debe ser el equivalente al 12% del peso vivo del animal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.