Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En el cultivo del café alcanzar una buena rentabilidad depende en gran medida de realizar las labores agronómicas del cultivo en los momentos oportunos. En la caficultura colombiana, la rentabilidad está soportada sobre tres pilares fundamentales: mayor productividad, menores costos de producción y mayor valor agregado al grano. Las siguientes recomendaciones se basan en el resultado de la investigación de Cenicafé y tienen como objetivo mejorar el desempeño económico de las fincas cafeteras.

Primero, es importante que renueve sus cafetales. Cuando las plantas de café envejecen se reduce la producción y se afecta la productividad, por esta razón no permita que sus cafetales se envejezcan, no postergue la labor de la renovación y aproveche las ventajas de una caficultura joven.

Cuando renovamos los cafetales se producen ramas nuevas, se incrementa el número de nudos, se aumenta la producción. Con plantaciones jóvenes y un oportuno manejo agronómico tendrá mayor productividad e ingresos en su finca. Tenga en cuenta que la renovación de hoy, es el café y su ingreso económico para el futuro.

Asimismo, la fertilización es una práctica que determina la producción actual y la futura. Además, aumenta la fertilidad del suelo, mejora la nutrición de las plantas, incrementa la productividad del cultivo, favorece cosechas de buena calidad y eleva la rentabilidad de la finca.

Para fertilizar los cafetales tenga en cuenta seleccionar los grados de fertilizantes más convenientes para su cultivo, aplicar fuentes de buena calidad, fertilizar oportunamente y, de esta manera, evitar el agotamiento del suelo y el paloteo de las plantas

Recuerde que, de acuerdo a la investigación de Cenicafé, la mejor opción para fertilizar de manera eficiente es hacerlo con base en el resultado del análisis de suelos.

Otra recomendación es alistar los equipos para el beneficio del café. Estamos iniciando la recolección de la cosecha del segundo semestre de este año, momento oportuno para mantenimiento preventivo y aseo de los equipos del beneficio.

Limpiar y calibrar estos equipos evita granos con defectos físicos que dañan la calidad del café. Por esta razón, antes de iniciar la recolección de la cosecha o la traviesa verifique el estado de la despulpadora, lubrique sus partes móviles como las chumaceras, eje alimentador y piñones, calibre la despulpadora (camisa y pechero) y después de cada jornada limpie los residuos de pulpa, mucilago o granos de café en los equipos. Si tiene secador mecánico, verifique que el ventilador y el intercambiador no tengan fugas de aire, o gases de combustión, que contaminen el café. La calidad del café se da desde el cultivo, se define en el beneficio y se refleja en la taza.

También es clave la renovación por siembra, pues estamos en la época recomendada para sembrar café en varias zonas cafeteras del país, ya que se terminó de recolectar la cosecha principal e inicia el período normal de lluvias. Renovando por siembra podemos obtener altas producciones y facilita el manejo del cultivo, además nos permite establecer el lote con variedades resistentes a la roya como Castillo, Cenicafé1 y Tabi. Además, podemos obtener un número alto de plantas por hectárea.

Recordemos que una buena siembra depende de utilizar semilla certificada de café, la calidad del colino, una correcta preparación del terreno, la corrección de la acide del suelo, un trazo adecuado.

Es recomendable renovar los cafetales y sembrar alimentos. El objetivo debe ser aprovechar la tierra, con el fin de aumentar los ingresos económicos y mejorar la nutrición de las familias, sembrando cultivos intercalados en los lotes de café renovados, ya que generan ventajas como ser la fuente de alimentos y nutrición para las familias o la reducción de los costos de establecimiento del cultivo del café, asociados al manejo de arvenses.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.